La transformación de una joven de 22 años que se somete a 15 cirugías para agrandar sus labios

Se dice que hay muchos tipos de belleza y que la verdadera está en nuestro interior. Sin embargo, hay mucha gente que hace todo lo posible por usar ciertos “trucos” para verse más bonitos, como es el caso de la cirugía plástica y otras intervenciones. Tal es el caso de la joven Andrea Emilova, oriunda de Bulgaria.

Emilova, quien tiene 22 años y es estudiante de filología alemana en la Universidad de Sofía, ha llegado a una cantidad importante de seguidores en redes sociales por su aspecto.

La joven quien se ha sometido a 15 operaciones para triplicar el tamaño de sus labios está muy contenta con el resultado. Según ella, así como tiene seguidores, fans de su reciente transformación, también tiene uno que otro detractor.

¡Se ha operado los labios y ha causado sensación!

Para Emilova no importa lo que diga la gente puesto que piensa que lo más importante es lo que uno mismo pueda pensar de sí.

Las redes sociales no paran de opinar al respecto. La verdad es que la transformación por la que ha pasado la joven búlgara no pasa desapercibida para nadie. En las imágenes y vídeos que ha publicado en sus redes y que se han vuelto virales, podemos ver cómo su boca, que antes era de tamaño promedio, ahora es tres veces más grande.

Por otro lado, Emilova también ha contado que no es gratis su cambio. Ya que ha gastado mucho dinero en poder verse como quiere. Claro, las cirugías plásticas no son nada gratuitas, sin embargo, su aspecto forma parte de sus prioridades económicas.

También la joven ha insistido en que su aspecto actual es apenas el comienzo de una larga serie de cambios que desea realizarse para así verse más “bella”.

“Creo que esa muchacha tiene problemas, se veía mucho más bonita sin esas operaciones, ahora se ve muy extraña”, comentó preocupada una internauta.

Andrea planea convertirse en un ejemplo para las demás personas. Porque según ella, todos merecemos luchar por nuestros sueños y por nuestra apariencia. Para vernos justo como queremos.

“Creo que no deberíamos juzga a la señorita Andrea porque cada quien tiene el derecho de hacer con su cuerpo lo que quiera, la belleza es muy subjetiva, cada uno de nosotros puede tener su propia forma de ser bello. Que a uno le guste es dicha forma es lo importante”, dijo otra internauta.

El caso de Andrea es digo de pensar puesto que nos hace cuestionarnos las formas de belleza existentes, así como la manera en cómo nos percibimos a nosotros mismos.

Comparte esta inusual historia entre tus amigos y pregúntales qué piensan sobre la belleza.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!