La súplica de una madre para que donen sangre, la vida de su hija depende de las transfusiones

Steph Davidson, madre de Adeline, de Alness, Escocia, notó publicó una petición que ha conmovido las redes.

Ella lucha por promover la donación de sangre desde que su hija fue diagnosticada con una extraña enfermedad y depende de las transfusiones para sobrevivir.

Cuando Steph notó que su hija, que nació en noviembre de 2016, tenía un ritmo de crecimiento más lento que otros niños de su edad, se sintió extrañada. Su intuición la motivó a someterla a pruebas médicas para determinar la causa, en ese entonces, la niña tenía un año.

Cuando Adeline nació fue sometida a una operación por una obstrucción intestinal, incluso después de superar la cirugía seguía teniendo problemas de nutrición. No aumentaba de peso y era más pequeña que otros niños de su edad.

Ella atribuía los síntomas a su problema intestinal, pero pidió una cita con el pediatra que le asignaron cuatro meses después. El médico no notó nada raro excepto su palidez, pero cuando obtuvieron los resultados de los análisis de sangre llamaron a Steph, para pedirle que regresara de inmediato al hospital.

Le dijeron que su hija podría tener algún tipo de cáncer en la sangre y que se prepara porque sería ingresada de urgencia. Sospechaban que padecía leucemia, pero cuando le realizaron un aspirado de médula ósea en el Hospital de Aberdeen, lo descartaron.

Los médicos descubrieron que la médula ósea de Adeline no producía suficientes glóbulos rojos o blancos o plaquetas, eso causa la aparición de hematomas con facilidad, que se quede sin aliento y tenga riesgos de infecciones.

Hasta el momento no han podido conocer lo que ocasiona su condición, los médicos le hacen continuos estudios. A Adeline le han hecho pruebas para detectar cualquier mutación cromosómica, afecciones genéticas, otros tipos de cáncer, y están estudiando sus genomas.

“La prueba que le están haciendo actualmente consiste en poner su secuencia de ADN en un grupo de otros diagnósticos no diagnosticados o raros y buscar cualquier similitud entre ellos”, relató el padre.

Adeline necesita recibir transfusiones de sangre cada quince días, eso es lo único que la mantiene con vida. Requiere un trasplante de médula ósea para sobrevivir a su enfermedad.

Steph, de 25 años y su esposo Jordan de 27, les piden a todas las personas que acudan a donar sangre mientras buscan con desespero la donación de células madre compatibles para darle una oportunidad a su pequeña hija.

“Después de ver a un niño pasar por esto, cualquiera con buen corazón querría ayudar”, dijo Steph.

El padre de la niña comentó: “Sentí que compartir el viaje de Adeline alentaría a más personas a registrarse para convertirse en donantes de médula o sangre”.

Los padres de Adeline la describen como una niña encantadora, divertida y hermosa, su enfermedad no le ha impedido sonreír.

Cuando se bajan sus niveles de plaquetas, las células que ayudan a coagular la sangre, le aparecen hematomas fácilmente y corre el riesgo de sufrir hemorragias internas y sangrado excesivo por un corte.

También tiene pequeñas lesiones en la piel, manchas rojas, moradas o petequias.

Sus padres saben reconocer cuándo disminuyen sus niveles de glóbulos rojos porque se pone pálida, presenta fallas cognitivas y se queda sin aliento.

Los glóbulos blancos, encargados de ayudar al organismo a combatir alguna infección, cuando disminuyen, hacen que Adeline se enferme con dificultades para recuperarse.

Ante tantos pinchazos, las venas de Adeline se debilitaron, y ella estaba desarrollando traumas por el proceso. Hasta que le colocaron una vía de Hickman, un tubo intravenoso que va directamente al tórax para conectarse a una vena desde el corazón. Muchas personas se han solidarizado donando sangre para ayudar a la pequeña.

“Las donaciones de las personas mantienen estable a Adeline y también pueden salvar otras vidas. Gracias a todos los que están registrados y a todos los que han donado para mantener viva a nuestra hija”, dijo la madre.

Todos deberíamos hacer eco de este testimonio, donar sangre o médula son gestos pequeños con los que cualquiera puede salvar una vida. Compártelo.

¿Te gustó?
Etiquetas:

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!