La situación de 2 humildes niñas estudiando en la calle llega a las autoridades

Vivimos en una situación muy difícil para todos, en particular para los miles de inocentes niños alrededor del mundo que han tenido que adaptarse a las clases online a través de grandes sacrificios y un deseo de superación infinito.

Un ejemplo de ello son dos adorables niñas de California que para poder asistir a sus clases virtuales han tenido que trasladarse diariamente a las afueras de un restaurante que ofrece WiFi gratuito.

La fotografía de dos pequeñas niñas sentadas a las afueras estrepitosas de un Taco Bell en Salinas, California, se volvió viral después de haber sido difundida en Instagram por @Ms_mamie89 quien instó a las personas a compartir la imagen con el fin de que se tomen acciones que ayuden a las pequeñas.

“Muchos de nosotros no tenemos que preocuparnos por tener una conexión WiFi adecuada o un lugar tranquilo para trabajar desde casa. Todos los estudiantes desde preescolar hasta la universidad deberían tener acceso gratuito a un WiFi confiable, especialmente ahora. ¿Qué podemos hacer juntos como comunidad por los estudiantes que necesitan algo tan simple como WiFi para tener éxito?”, mencionó Ms_mamie89 en su publicación.

La publicación tocó el corazón de miles de personas que hicieron que la publicación llegara al Distrito Escolar Primario de la Ciudad de Salinas (SCESD), al que pertenecen las niñas, quien proporcionó un dispositivo a la familia para que las pequeñas pudieran acceder de manera segura a las clases virtuales desde casa. Además, SCESD informó que entregará más dispositivos a sus alumnos que lo necesiten a fin de reducir la brecha digital.

Todo parecía indicar que la situación familiar de las pequeñas había mejorado, sin embargo, no pasó mucho tiempo para que una residente de Salinas llamada Jackie López creara una campaña en GoFundMe para ayudar a las pequeñas.

Se unieron para ayudarlas

En la descripción de la campaña, Jackie explica la difícil situación por la que ha pasado Juana, la madre de las niñas, quien es una trabajadora migrante y admirable madre soltera de 3 niñas. Jackie se enteró de que la pequeña familia estaba a punto de ser desalojada de la habitación que rentaban.

Afortunadamente, la campaña que inició Jackie logró recolectar generosas donaciones que permitieron a Juana y a sus adorables hijas vivir en un hotel por una semana con gastos de comida, escuela y vestimenta cubiertos. Estas donaciones conmovieron mucho a la familia y a las pequeñas que por fin obtuvieron un espacio cómodo para estudiar.

“Todos los niños merecen un lugar feliz para vivir y debido a su dedicación, estas niñas merecen un espacio seguro para aprender. Agradecemos a cada uno de ustedes por ayudarnos a que eso suceda.” Agradeció Jackie.

En una actualización reciente, se informó que las donaciones ya han rebasado los 140,000 dólares que seguramente cambiarán para bien la vida de estas pequeñas y su madre que, gracias a su esfuerzo y dedicación, han obtenido la ayuda de nobles personas que les han dado el empujoncito que necesitaban para mejorar sus vidas.

Comparte esta maravillosa historia con todos tus amigos y muestrales que todo esfuerzo es recompensado.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!