La selfie viral de la madre que acaba de dar a luz y su esposo inconsciente tendido en el suelo

Culturalmente, los hombres han sufrido una gran presión relacionada con la masculinidad. Frases como “los hombres no lloran” han sido lapidarias, y esa imagen del hombre protector, fuerte y seguro, aunque no tanto como antes, sigue vigente.  

Sin embargo, la sensibilidad y la debilidad son parte de la humanidad toda, porque el hombre, al igual que la mujer, es un ser emocional, y una de las emociones básicas en los seres humanos es el miedo: el miedo a lo desconocido, el miedo ante aquellas cosas que no se pueden controlar.

Y ahí es donde el miedo al parto en hombres deja de ser algo “raro” o “anormal” para convertirse en un sentimiento totalmente entendible y esperable en una situación tan novedosa y especial, como lo es la llegada de un hijo.

En los últimos días se ha vuelto viral en las redes sociales una simpática imagen en forma de selfie, de un hombre desmayado en plena sala de partos, después de que su esposa diera a luz mediante una cesárea. 

La instantánea, que fue tomada por la joven y risueña parturienta, muestra a su esposo tirado cuan largo es en el suelo, atendido por dos preocupados médicos mientras, en primer plano aparece la sonriente mamá al lado de una enfermera quien tan solo observa la escena y sostiene al bebé recién nacido en sus brazos.  

Aunque se desconoce la identidad de los protagonistas de esta historia, así como la fecha cuando sucedió, se cree que la foto fue tomada en Estados Unidos. 

El pobre hombre estaba aquí para apoyar a su mujer con el parto y terminó desplomado en el suelo”, comentó la enfermera, bromeando. 

Por el atuendo de la flamante nueva mamá, vale decir, un gorro que cubre su cabello y una sábana protectoratodo parece indicar que fue sometida a una cesárea, lo que naturalmente debe haber impresionado al marido más de la cuenta. 

Esto quedará para la posteridad, para que cuando crezca mi hijo vea lo que le hizo a su padre cuando nació”, comentó entre risas la afortunada madre. 

Después de muchos meses de espera (y después, quizá, de haber intentado el embarazo durante mucho tiempo), un nuevo integrante llega a la familia y esto supone un punto de inflexión, un momento a partir del cual ya nada será igual.  

A esta situación desconocida se unen las posibles complicaciones médicas para el bebé y/o para la madre, que también generan miedo, un miedo que suele estar presente de forma silenciosa en la mente de todos, haciendo que aumente la ansiedad, que a su vez alimenta los fantasmas. 

Si es este tu caso, en primer lugar, habría que diferenciar si se trata de un miedo que es necesario superar o de un miedo que lo único que necesita es ser aceptado. 

Es importante comprender que, en cualquier situación de parto, un hombre que está conectado con sus sentimientos y emociones sentirá, como mínimo, algo de miedo, algo de nerviosismo, algo de entusiasmo, algo de ilusión. Todo esto es normal. 

Comparte esta anécdota con tus familiares y amigos y si es este tu caso, no te preocupes. Recuerda que igual se puede acompañar desde estas emociones, al igual que se puede acompañar desde la más absoluta tranquilidad, lo más importante es estar juntos, en familia.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!