La rescatan en helicóptero y los demanda por las graves lesiones que sufrió durante el proceso

Cuando los escaladores de montañas sufren accidentes y necesitan ser rescatados, los helicópteros son una opción. Pero no todas las experiencias de rescate por esa vía son tan buenas. La que vivió una septuagenaria, fue tan terrible que la mujer terminó demandando.   

Katalin Metro, es una mujer de 74 años que le encanta escalar junto a su esposo George Metro. A inicios de año fueron de excursión a Piestewa Peak, una montaña en Arizona cerca de Phoenix. La mujer tropezó y sufrió lesiones en la cara y en la cabeza.

Katalin Metro y su esposo George Metro

Quedó desorientada y requería de ayuda para bajar la montaña. Su esposo llamó al Departamento de Bomberos de Phoenix. 

Llegó un helicóptero para realizar la evacuaciónAl parecerKatalin había notificado que no quería ser trasladada por esa vía. 

Pero hicieron caso omiso, y la colocaron en una especie de cesta que fue levantada desde el suelo hacia el helicóptero.

De repente la cesta empezó a girar descontroladamente  mientras la lesionada iba subiendo. La canasta daba infinidad de vueltas debido al fuerte viento. 

La tripulación no pudo detener el horripilante giro. El piloto del helicóptero, Derek Geisel, confirmó que la línea que unía la canasta terminó por romperse y dejó de funcionar. 

De acuerdo a lo planteado por el jefe de la unidad de aviación del departamento de policía, Paul Apolinar, estas situaciones no suelen ocurrir frecuentemente.

George Metro habla del horror que sintió al ver a su esposa dando vueltas sin control en el aire

«A veces, cuando levantamos el helicóptero del suelo, la cesta comenzará a girar. Tenemos una línea unida a la canasta que se supone que previene eso. Hoy no fue así”, dijo Paul Apolinar.  

Todo quedó grabado en un vídeo que inundó las redes sociales, con una duración de un minuto y cincuenta segundos. Los internautas estaban sorprendidos por el mal rato, y el peligro a que estuvo sometida la anciana mujer. 

El giro duró 40 segundos mientras la tripulación intentaba varias veces subir y bajar la canasta. A pesar de que los rescatistas hicieron lo posible por ayudar a Katalin, ella interpuso una demanda contra la ciudad de Phoenix por 2 millones de dólares.

Se basa en las lesiones físicas, emocionales y psicológicas que sufrió con el procedimiento de su rescate.

Presentó el diagnóstico realizado por un galeno del Centro Médico John C. Lincolndonde se muestran las diversas afectaciones de salud, incluso necesitó una intervención quirúrgica por una lesión en la médula espinal después del rescate. 

La paciente fue trasladada a un sitio especializado en rehabilitación, en el Hospital y Centro Médico St. Joseph’s, y a las dos semanas se le dio de alta para que continuara con terapias ambulatorias.  

“Las lesiones de Katalin Metro fueron causadas o contribuidas por negligencia per se, negligencia grave, descuido y/u otra falta por parte de la Ciudad de Phoenix. El día del rescate, los bomberos envolvieron a Metro como una momia y la ataron en una llamada canasta de stokes, que estaba unida al helicóptero”, se lee en la demanda. 

Esperemos que Katalin se recupere completamente, y que la ley se encargue de lo que le compete. Por otro lado, no deja de sorprender que a pesar de sus años le guste practicar ese tipo de deportes y que un acto en el que se quiso hacer el mejor esfuerzo por salvar su vida sea hoy motivo de demanda.

Comparte esta increíble historia con todos tus amigos y ojalá que cuando tengamos la edad de esta abuelita, seamos tan activos como ella. 

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!