La reacción de la nieta de una pareja de ancianos al verlos solos y desprotegidos en la pandemia

En medio de la terrible situación que atraviesa el mundo debido al brote del COVID-19 se han tomado muchas medidas para evitar la propagación y el aumento de contagios, una de ellas es permanecer en cuarentena hasta que esta crisis pase.

Si bien esta medida es para salvaguardar a toda una población, no podemos negar que muchas personas dependen de las compras diarias para poder alimentarse, o simplemente necesitan ayuda para realizar algunas actividades.

En la casa viven dos abuelitos, una ama de casa y dos estudiantes.

En vista de ello, una familia cántabra de cuatro personas decidió llevarse a sus dos abuelitos de 86 y 88 años a vivir con ellos.

Al decretarse el estado de alarma no dudaron en ir a buscar a la pareja de ancianos que vivían completamente solos en otra localidad. Estos estaban bajo el cuidado diario de la hija y la madre de la familia.

Cantabria es una comunidad autónoma española definida como comunidad histórica en su Estatuto de Autonomía.

No podemos negar que la comunidad española ha sido una de las más golpeadas por el coronavirus, afectando a miles de personas, sobre todo a la población mayor considerada la más vulnerable.

No dejar a los abuelitos solos en medio de un contexto de infortunios fue siempre el objetivo de esta familia, quienes han hecho lo posible para evitar que sus seres queridos no afronten esta situación en soledad.

La madre y la hija visitaban constantemente a los abuelitos cuando vivían solos.

Antes del brote la madre y la hija viajaban todos los días casi unos 60 kilómetros hasta la casa de los abuelos, sin embargo, consideraron que si viajaban todos los días lo más probable era que se contagiaran.

Tras la llegada de los abuelitos a la casa, la familia aumentó las medidas de higiene y seguridad. Reorganizaron las habitaciones, armarios, incluso decidieron preparar turnos para usar el baño como algunas de las medidas de seguridad.

Pasan sus días entre tocando algún instrumento, viendo películas o realizando juegos.

La nieta comenta que desinfectan constantemente las áreas comunes, si alguien sale a realizar algunas compras o por trabajo lo hace con guantes y mascarilla, al entrar se quitan los zapatos, la ropa y lavan sus prendas enseguida.

La persona que llega luego debe bañarse y cumplir con todo el protocolo de higiene.

Cumplir con todas las normas de higiene es vital para evitar el contagio y la propagación del virus.

La familia está consciente que con dos personas mayores en casa deben ser estrictos con las reglas, en la medida de lo posible se aseguran del estado de ánimo de la pareja de abuelitos. Es un largo periodo de cuarentena y desean hacerla más amena y llevadera.

El estado de cuarentena será prolongado pero estamos seguros que esta y todas las familias del mundo harán lo mejor para cuidar a sus seres queridos más vulnerables. Comparte este gesto como un recordatorio de la importancia de cuidar a nuestros mayores.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!