La policía acude tras constantes llamados sobre un ingenioso niño de 11 años vendiendo “cerveza”

Seth Parker es un pequeño que ha dejado a los policías de su pueblo completamente impactados. Cuando la temporada de calor comienza, muchos jóvenes aprovechan para ganar algo de dinero extra y preparan limonada para vender en la calle. Seth, por su parte, fue mucho más creativo.

Seth apenas cuenta con once años de edad.

Preparó una pequeña tienda a las afueras de una iglesia para poder captar la mayor cantidad posible de clientes. Pero si hay algo que logró que todos los ojos se posaran sobre su nuevo negocio no fue la ubicación, sino un ingenioso letrero.

Seth vive con su familia en Utah, Estados Unidos.

Todos los que pasaron por allí quedaron completamente indignados ante lo que vieron, al punto en que tuvieron que detenerse para asegurarse de que este joven no se encontrara incumpliendo la ley al vender bebidas alcohólicas a plena luz del día y siendo un menor de edad.

“Se vende cerveza bien fría”.

Algunas personas no se molestaron en acercarse a Seth para averiguar realmente de qué se trataba y llamaron de inmediato a la policía. Sin embargo, había mucho más tras en ese ingenioso letrero y no se trataba de más que una técnica publicitaria muy exitosa. Al acercarse y leerlo con detenimiento, se podían ver las letras “de raíz” sumamente pequeñas.

La cerveza de raíz está hecha a base de regaliz y sasafrás.

Seth nunca estuvo vendiendo cerveza pero se valió del juego de palabras y de los diferentes tamaños de las letras para atrapar a sus potenciales clientes que se sentían obligados a averiguar qué estaba sucediendo.

Parker realmente vendía Root Beer. Es un popular refresco al que también se le conoce como cerveza de raíz y que es ideal para una tarde calurosa y, lo más importante, para personas de todas las edades.

La cerveza de raíz tiene un contenido alcohólico de menos de 0.30º por lo que se vende sin restricciones.

Tras varias llamadas el Departamento Policial de Brigham se acercó a conocer a Seth y quedaron en shock al comprender lo creativo que había sido el chico para poder tener más clientes.

“Asombroso. Un genio. Necesitamos más jóvenes empresarios”

Alan Parker, su padre, asegura que esto ha sido una maravillosa experiencia. Su familia se mudó hace un par de años y el pequeño Seth ha tenido ciertos dificultades para conocer gente. Ahora, gracias a su venta se ha vuelto muy conocido en el lugar y ha hecho nuevos amigos.

En promedio Seth tiene cerca de 100 clientes al día.

Puede que este pequeño haya dado un par de sustos a los adultos del lugar, pero sin duda también se ha ganado el corazón de todos los vecinos.

Comparte la historia de este talentoso niño a quien todos en las redes le auguran un gran futuro en el mundo la publicidad.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!