La niña de 10 años que sobrevivió a una tragedia despide a sus 3 hermanos emocionando al mundo

Leanna Abdallah, de 10 años, tuvo que enfrentarse a una experiencia realmente dolorosa al despedirse para siempre de sus tres hermanos, que perdieron la vida en un accidente por culpa de un conductor negligente.

Un hombre de 29 años los arrolló en Oatlands, Sydney, Australia, la semana pasada. El conductor estaba bajo los efectos de las bebidas cuando causó la tragedia en el que murieron tres hermanos y su prima y otras tres personas resultaron heridas.

El pasado domingo 02 de febrero, la familia Abdallah se congregó en el funeral de los tres menores fallecidos en una ceremonia que conmovió a todo el país.

Aproximadamente 400 personas vestidas de blanco acompañaron a Daniel y Leila, los padres de Sienna, de 8 años, Angelina, de 12 y Anthony de 13, para rendirles homenaje.

Además de los tres hermanos, Veronique Sakr, de 11 años, perdió la vida, y otros tres niños resultaron heridos, entre ellos Leanna.

Un familiar de los niños fallecidos, hijo de Abdallah y Sakr, Charbel Kassas, de 11 años, sigue luchando por la vida en el Westmead Children’s Hospital. Mientras que a su hermana Mabelle, le dieron el alta la semana pasada.

La hermana de los tres niños fallecidos acompañó a sus padres en el funeral, sus otros dos hermanos pequeños, quienes no fueron afectados por el accidente, no estuvieron presentes en la ceremonia.

En la catedral de Nuestra Señora del Líbano se ofreció una misa realizada por el monseñor Shora Maree en honor a los hermanos.

“Gracias por las hermosas vidas de Anthony, Angelina y Sienna”, dijo Leila en un momento en el funeral, y comentó: “Están ahora en la gracia de Dios”.

Los tres féretros blancos estaban cubiertos de flores, el de Anthony tenía una camiseta de Kobe Bryant, la estrella de la NBA fallecida en un accidente aéreo el pasado 26 de enero.

El próximo martes se celebrará el funeral de Veronique, la prima de los hermanos fallecidos en la capilla de Santa Sabina, en Strathfield.

El conductor responsable del accidente fue identificado como Samuel Davidson, quien fue acusado de 20 cargos de homicidio involuntario y por conducir bajo los efectos del alcohol, con un nivel en la sangre que era tres veces superior al permitido.

El hombre confesó ante la policía que estuvo bebiendo durante 13 horas, podría enfrentarse a 25 años de cárcel y tendrá que comparecer ante el juez el próximo mes de abril.

Los siete niños transitaban en la acera, se dirigían a tomar un helado cuando la camioneta dio vuelta en una curva impactando contra ellos.

“Ayer perdí a tres de mis hijos. Tengo una prima, Birdget, que perdió a su hija también. Todo lo que quiero decir es que los conductores deben ser cuidadosos, por favor. Estos niños estaban caminando inocentemente, disfrutando de la compañía de cada uno de ellos”, declaró el padre ante los medios locales.

Después de la trágica noticia, los familiares, vecinos y amigos improvisaron un altar en el lugar donde sucedieron los hechos. El área se llenó de flores, velas y osos de peluche.

La familia Abdallah, asegura que perdonan al hombre que causó la muerte de sus tres hijos y de su prima.

Hemos decidido en nuestros corazones perdonarlo, por nuestro bien, por el bien de nuestros hijos y más aún por el amor de Cristo”, declararon los padres.

Leila dijo que su hija Leanna tenía dificultades para dormir tras la pérdida de uno de sus hermanos y de sus dos hermanas.

“Leanna se siente miserable. Estuvo llorando toda la noche por la muerte de tres de sus hermanos, tras caminar toda la vida junto a ellos, ahora se sentirá sola”, relató la devastada madre.

A pesar de vivir un momento tan duro, los padres de los niños fallecidos mantienen un discurso enfocado en el amor y el perdón. Les pidieron a los asistentes al funeral que se vistieran de color blanco.

Los compañeros de trabajo del padre de los niños, quien es jefe de construcción, usaron camisas blancas y formaron una guardia de honor fuera de la catedral en el que se hizo el funeral.

Un grupo de estudiantes de la King’s School también rindieron un tributo especial a los fallecidos.

Allan, el padre del conductor responsable de la tragedia, se pronunció para disculparse en nombre de su hijo con los familiares de las víctimas, el hombre fue policía y perdió a una hija a causa del cáncer.

“No somos ajenos al dolor, perdimos a una hija hace diez años, y ahora efectivamente, hemos perdido un hijo”, dijo el hombre.

Daniel, padre de los menores, dijo que su algo bueno saldrá de la muerte de sus tres hijos sería que todos los padres del mundo aprecien cada momento compartido junto a sus hijos.

“Todo lo que pido a través de esto es que los padres y madres se dediquen 100% a cumplir ese rol, que los padres sean padres verdaderos y las madres, madres verdaderas”.

Las imágenes del funeral emocionan a miles de personas que se han conmovido por el injusto accidente que sufrieron los hermanos. Compartamos un mensaje de consuelo y solidaridad.

¿Te gustó?
Etiquetas:

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!