La negligencia en la empresa donde trabaja su esposo le costó la vida tras dar a luz

Pese a la gravedad de la pandemia, muchas empresas alrededor del mundo han continuado sus actividades sin considerar en lo más mínimo las necesidades de protección que requieren sus trabajadores para no enfermar y llevar el virus a su familia.

Esto fue lo que le sucedió a una amorosa madre brasileña que perdió la vida a causa del coronavirus, antes de poder conocer a su bebé recién nacida, debido a que su humilde esposo contrajo la mortal enfermedad trabajando para una negligente empresa de frigoríficos.

Separada de su indefensa bebé, Patrícia Beatriz Albuquerque, de 38 años de edad, pasó más de 15 días hospitalizada luchando contra la enfermedad, pero no pudo resistir y murió, dejando a su hija Ana Beatriz y a su esposo Valtair Porto completamente desamparados.

Según una carta de la Vigilancia Sanitaria, enviada al Ministerio Público de Trabajo, Patrícia contrajo el virus de su esposo que trabaja en una empresa de refrigeración en el norte del estado. La mujer fue trasladada a Goiânia por las complicaciones que tuvo poco después de dar a luz a Ana Beatriz, en Mato Grosso, a las 34 semanas de gestación.

Debido a esta gran tragedia, la fiscal Ludmila Pereira Araujo presentó una demanda contra el matadero donde trabaja Valtair. Si la empresa no toma iniciativas, se contaminarán más trabajadores y, en consecuencia, sus familias.

El Ministerio Público de Trabajo solicita pruebas masivas en toda la empresa en cuestión y la suspensión de los trabajadores que resulten positivo al diagnóstico de COVID-19.

“La empresa Colíder tiene un sistema de salud muy precario, tanto que Patrícia tuvo que someterse a un parto prematuro. Su bebé tuvo que ser trasladado al Hospital Santa Casa, en Cuiabá y ella necesitaba ser trasladada a un hospital en Goiânia desde un primer momento”, dijo la fiscal.

Hasta que se presentó la demanda formalmente el pasado miércoles 22 de agosto, se confirmaron 84 casos positivos de contagio en la empresa. Muchas familias humildes están en riesgo de perder la vida a causa de personas sin escrúpulos que lucran con su necesidad.

Por si fuera poco, además de Patrícia y Valtair, la indefensa hija de la pareja también se infectó de coronavirus después del nacimiento. Dada su frágil condición, la pequeña tuvo que ser hospitalizada. Afortunadamente, el organismo de la bebé respondió favorablemente y logró vencer a la enfermedad, siendo dada de alta con prontitud, tras 9 días de permanecer bajo tratamiento.

“Que Dios bendiga a este hombre para que él pueda cuidar de su hija. No deben juzgar y sí apoyar para que pueda cuidar a su bebé, imagino que no es fácil para él y para nadie”, comentó un internauta.

Esta trágica historia ha hecho que muchos internautas se lancen contra el humilde esposo que únicamente se mantuvo trabajando para poder llevar el sustento a su familia, la empresa no cumplió con su responsabilidad de garantizar la protección de sus empleados.

Pese a todas las críticas, Valtair se ha recuperado de las complicaciones provocadas por el virus y ahora debe dedicarse al cuidado de su hija. ¡Mucho ánimo, en el cielo tienen un gran ángel que estará cuidando de ustedes!

Esta hermosa bebé jamás podrá conocer el rostro de su madre. No te vayas sin compartir este triste caso y exijamos justicia para esta familia.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!