La maestra criticada por su atuendo para dar clases responde a quienes la juzgan

Asistir a la escuela por ley implica cumplir con ciertos códigos de vestimenta, algo que deben hacer no solo los estudiantes sino los alumnos. Aunque es muy raro que esta ley se vea alterada por algún profesor, al parecer es algo que está sucediendo en una pequeña escuela primaria en Sudáfrica.

La polémica comenzó después de que se hiciera viral una foto de Lulu Menziwa, quien imparte clases en dicha institución con un atuendo aparentemente provocativo y fuera de lugar para esa labor.

La criticaron por su forma de vestir.

Menziwa ha enfrentado fuertes críticas por parte de muchos usuarios en las redes sociales quienes insisten que viste demasiado sexy y no tiene respeto hacia su profesión.

La misma Menziwa compartió las fotos sin imaginar toda la polémica que crearía. En su publicación solo escribió:

“Mis días en el trabajo”.

En las fotos se ve a la maestra con pantalones vaqueros, una camisa y una gorra, sin embargo, esto desató una ola de debates entre los internautas.

También hubo quienes la apoyaron y destacaron que no pasaría lo mismo si fuera otra mujer quien usara las mismas prendas, pues Lulu tiene un cuerpo bien dotado y esto  al parecer molesta a muchos.

Hay quienes afirman que lo se está haciendo con la maestra no es otra cosa que discriminación.

La maestra de educación básica también se decida a los negocios y el modelaje por lo que su cuenta de Instagram está llena de fotos donde posa con varios atuendos, desde hermosos vestidos, hasta sensuales trajes de baños.

Al parecer esto creo desconfianza en los usuarios quienes no dudaron en atacarla denunciado que no podía subir fotos tan provocativas ya que muchos de sus alumnos la siguen y podía alterar el rendimiento en sus materias.

Lulu asegura que sus alumnos no la ven como esas personas que han juzgado sin detenerse a pensar. Informó que hasta la fecha no ha tenido problemas con la institución educativa ni con los padres de familia quienes conocen de cerca de su trabajo.

La presión en la que se vio inmersa fue tanta que tuvo que cerrar su cuenta, pero sus seguidores llenaron de comentarios positivos sus otras redes y al parecer esto la motivó a volver a compartir sus increíbles atuendos.

Lulu seguirá haciendo lo que más ama hacer dejando de lado las «críticas destructivas».

Desde entonces ha ganado miles de seguidores aunque no niega que su trabajo no es del agrado de muchos. Lulu planea seguir dando clases y asegura que su manera de vestir no determina su calidad como maestra.

Ojalá algún día dejemos de darle tanta importancia a las apariencias y nos fijemos solo en lo que habita en nuestro corazón. No te vayas sin antes compartir esta historia y déjanos saber tu opinión.