Difunde en las redes el acto de un repartidor cuando su hija de 6 años le abrió la puerta

No podemos negar que la pandemia ha transformado gran parte de nuestra vida, en momentos como estos es donde nos damos cuenta que necesitamos del otro para compartir nuestra alegría, bien sea tomar café, compartir el baile de graduación, o solo cantar cumpleaños con familiares y amigos.

Muchas personas han celebrado su cumpleaños a través de una pantalla, y otras tantas son sorprendidas con pequeños detalles que hacen la diferencia.

Esta familia es de Indiana.

Esta es la historia de Emma, una niña que recientemente cumplió seis años y tuvo un día maravilloso gracias al noble gesto de un completo desconocido.

La madre de la niña Liz Paternoster, comenta que a pesar de que ella hizo lo posible porque el cumpleaños de Emma no pasara por alto, fue el detalle de un conductor FedEx lo que realmente terminó de alegrar el día.

Price lleva 36 años conduciendo para FedEx.

Jodan Price de 61 años llegó a la casa de Paternosters Fisher para dejar un paquete, notó que una de las pequeñas estaba de cumpleaños.

Tras reanudar la ruta pensó en que la pandemia había cambiado la vida de todos, y también pensó en los cumpleaños que sus hijos disfrutaban en el colegio, al darse cuenta que la pequeña Emma no tendría amigos con quien celebrar quiso hacer algo especial.

Ella no iba a obtener nada de eso. Simplemente pensé que era tan importante que ella tuviera al menos algo para su cumpleaños”.

El hombre fue más allá de cumplir con su deber y durante la hora del almuerzo compró unos pastelitos de helado para el cumpleaños de Emma, quiso tener un gesto con la niña que como todos, ha sido comprensiva ante las medidas para prevenir contagios que exigen permanecer encerrado en casa.

La madre de la niña no podía creer que el conductor había regresado con un pequeño y dulce regalo para su hija. Liz comenta:

Bueno. ¡FedEx nuestro conductor merece un bono! Se dio cuenta que era el cumpleaños de nuestra hija y fue a Dairy Queen para comprar sus pastelitos de helado. Él dijo: que solo quería hacer esto porque sino estuviéramos en esta situación, ella estaría celebrando con amigos”.

La emocionada madre logró capturar el momento y compartió la tierna escena en su cuenta de Twitter. Destaca que no habían conocido al repartidor sino hasta ese día.

Tras la publicación, cientos de personas comentaron no solo para felicitar a la niña sino para alagar al hombre y su hermosa labor. Incluso el hijo de Price, Austin Price, comentó al respecto:

Agradezco todos los comentarios. ¡Se los he estado mostrando a mi papá y él los aprecia a todos! Ha puesto una gran sonrisa en su rostro. ¡Gracias!”

Para Price una de las cosas más hermosas de su trabajo es conocer a las personas y verlas crecer. Este amable hombre no solo se preocupó por hacer algo diferente para la pequeña Emma sino que compró pastelitos suficientes para el resto de la familia.

Emma quizá no tuvo el cumpleaños perfecto pero sí un día bastante diferente donde al final cientos de personas la felicitaron a través de las redes.

Emma sin duda, recordará su sexto cumpleaños.

En momentos como estos el personal de las empresas de mensajería ha tenido un papel muy importante asegurándose que las personas tengan todo lo que necesitan justo a tiempo.

Price solo desea que las personas se queden en casa y mantengan la calma en esta situación.

Recuerda ser amable con los repartidores, ellos también forman parte de esos héroes expuestos que hacen lo posible para complacer a cientos de personas, además de los sanitarios, muchos trabajadores se desempeñan en labores indispensables para que todos podamos satisfacer necesidades básicas y para que las empresas e instituciones sigan funcionando.

No te vayas sin compartir el gesto de solidaridad y empatía de este repartidor que demostró tener una gran calidad humana y vocación de servicio, todos podemos marcar la diferencia incluso con un pequeño detalle.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!