La madre de un niño de 3 años lo sorprende en el armario cortando el cabello de su hermanita

Mucho hemos escuchado decir que el silencio en casa resulta muy sospechoso cuando se tienen niños, y es que las ocurrencias de los más pequeños nunca dejan de sorprendernos.

Esto fue lo que les pasó a Breana Naylor, de 35 años, y a su marido, Michael de 30 años, de Queen’s Creek en Arizona, cuando descubrieron que su hijo Colt de 3 años le había cortado el cabello a su hermana Kimber de 2 años.

Este par de hermanitos estaban muy entretenidos en una habitación de arriba mientras sus padres estaban en la cocina y notaron un extraño silencio. Decidieron subir las escaleras para investigar.

Al abrir la puerta del armario de su habitación, Breana vio los pies pequeños y, cuando apartó la ropa, encontró la improvisada sala de peluquería.

Colt estaba parado junto a su hermana con unas tijeras en sus manos, y había dejado a Kimber con un extraño corte de pelo.

“Mi hijo sostenía las tijeras sobre la cabeza de Kimber. Ella estaba sentada inmóvil y muy paciente. Solo lo dejaba que él lo hiciera”.

Al principio Michael estaba molesto al ver el cabello de su pequeña niña esparcido por el suelo.

“Cuando los vi me sorprendió, pero pensé que era divertido y me puse a reír. Cuando mi marido entró al principio estaba un poco enojado hasta que también lo encontró un poco divertido”.

Breana, quien tenía una vecina peluquera, Jen Bullock, sin pensarlo le envió un mensaje pidiéndole ayuda.

“Le envié un mensaje para decirle que se olvidara de peinarme a mí, que necesitaba que me ayudará con Kimber. Ella dijo que volvería enseguida”.

Jen dijo que su primer pensamiento fue estar tranquila y hacer limonada es esos limones que le dieron la travesura de sus hijos.

“Está bien, haremos que esto sea lindo. Nos aseguraremos de que todavía se vea como una niña pequeña. Vamos a hacer limonada con todo esto”.

Discutieron algunas opciones y miraron algunas fotos en Internet. Cuando Jen vio a Kimber pensó que la única forma que podían encontrar la solución a la situación era abrazar las líneas, enderezarlas, agregar algunas más para tener el mejor resultado.

“Toda la energía sobre la situación estaba completamente elevada en ese momento. Así que me puse a trabajar, me divertí y creé una forma linda para su corte”.

Después de tomar la situación con un poco de humor los padres explicaron a sus hijos el peligro y el riesgo de lo que habían hecho.

“Le explicamos que no jugamos con las tijeras. Se notaba que Colt se sentía mal, igual le pedimos que aspirara el cabello que había cortado. Creo que ha aprendido la lección, y no lo volverá a hacer”.

La hazaña de Colt con las tijeras no solo fue con el cabello de su hermana. Más tarde su madre descubrió rasgaduras en algunos de sus vestidos. Y aunque no está nada contenta con lo que hizo su hijo con sus vestidos, al menos le gustó el nuevo peinado de su hija.

“Resultó genial. Me encanta el nuevo corte. Kimber está muy feliz y yo también. Incluso mi esposo piensa que es adorable”.

Realmente, los niños no se dieron cuenta de que lo que estaban haciendo estaba mal,seguro que ambos disfrutaron mucho su juego.

“Creo que el cabello definitivamente le queda mejor ahora”.

Su madre no está segura si Kimber es más valiente ahora por su cabello, o si su cabello ahora va con su personalidad, de lo que sí está segura es que las tijeras deben estar fuera del alcance de sus hijos.

Comparte esta historia que, afortunadamente se convirtió en una adorable anécdota tras un sospechoso silencio.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!