«La llamé y no respondió» – Su bebé muere repentinamente mientras disfrutaban sus vacaciones

Rachael Fitzgerald, es una mujer británica de 39 años que luchó durante ocho años para tener su primer hijo con su esposo Mark Maddocks.

En marzo de 2019 dio a luz a su hija Lara, y cuatro meses después decidieron viajar a disfrutar de sus primeras vacaciones familiares junto a ella en el extranjero.

Viajaron a Creta, en Grecia y se hospedaron en el Village Heights Hotel, un complejo turístico de la cadena griega Hersonissos. El 03 de julio, en la primera noche de su estadía, Rachel se sorprendió con una tragedia.

Repentinamente encontró el cuerpo de su bebé sin signos vitales en su cama, intentaron reanimarla, pero fue declarada muerta en el lugar. Hasta el momento, los investigadores no han podido esclarecer las causas del fallecimiento.

La semana pasada, un médico aseguró que los padres de Lara quizás nunca sabrán la razón por la que perdieron a su hija.

Cuando Lara nació había cumplido las 40 semanas de gestación, el embarazo se desarrolló sin complicaciones. Su madre la describe como una niña perfecta y amada por todos.

Cariñosamente la apodaron “Lady Lara”, salían con mucha frecuencia a dar paseos en su comunidad y todos los vecinos quedaban cautivados con su ternura.

A sus cuatro meses, Lara solo había recibido atención médica por presentar síntomas de resfriado, pero parecía estar en perfecto estado de salud.

Su madre declaró en la audiencia de la investigación del caso que la última comida de la bebé la noche antes de fallecer fue aproximadamente a las once. Relató cómo la encontró sin signos vitales.

“Alrededor de las seis de la mañana me desperté y la miré, aunque estaba mirando hacia el otro lado giré la cabeza. Ella estaba de espaldas y parecía muy tranquila y normal. Pero sabía que algo no estaba bien. La llamé por su nombre varias veces y no respondió, pero como nunca despierta antes de las ocho de la mañana pensé que era normal”, dijo Rachel.

“No me respondió. Levanté su brazo, se deslizó hacia abajo y desde entonces comenzó una experiencia aterradora. Mark la sostuvo y trató de resucitarla”, agregó.

La madre asegura que no había nada cerca de ella que produjera el riesgo de que sufriera asfixia. Está devastada, lucha por superar tan doloroso episodio.

“Durante mucho tiempo luchamos por ser padres, exactamente lo intentamos ocho años, todo funcionó. Tuvimos a Lara, era muy buena, dormía mucho y no lloraba. Iba a todas partes con nosotros, fue a más lugares que muchos adultos en toda su vida”, dijo Rachel.

Melanie Newbold, patóloga pediátrica del Manchester Royal Children’s Hospital, declaró ante los medios:

“Lara parecía ser una niña perfecta, parecía estar bien desarrollada para su edad y sin problemas de crecimiento. Absolutamente no hay signos de asfixia, no hay evidencia de que la asfixia haya sido la causa de su muerte.

Tampoco hay signos de alguna enfermedad. Sus órganos estaban desarrollados perfectamente. No hay evidencia de sepsis”.

La doctora asegura que podría tratarse de síndrome de muerte súbita o muerte súbita del lactante, realmente no se comprenden todavía todos los factores sobre este tipo de complicación.

Ante la corte, el médico de cabecera de la familia, la doctora Helen Symcox, dijo: “Lara nació a las 40 semanas. Tuvo su primera serie de vacunas y fue vista el pasado 05 de junio por infección del tracto respiratorio superior, estaba activa, sonreía y su pecho estaba despejado.

Veinte días después regresó con otro resfriado, estaba ronca y con mucosidad. Bebía su leche con normalidad y no mostró complicaciones”.

Durante esa consulta, la doctora les recomendó a los padres usar protector solar y mantenerla hidratada durante sus vacaciones, se alegró al conocer sobre su viaje.

Afirmó, además, que era evidente que sus padres le ofrecían el mejor cuidado posible y que hicieron lo correcto para salvarla. Aprovechó para expresar sus condolencias.

Los padres de Lara, en medio de su dolor, iniciaron una campaña de recaudación de fondos para la organización benéfica Lullaby Trust, que ofrece consejos sobre cómo combatir el riesgo de muerte súbita o síndrome de muerte súbita del lactante.

Hasta el momento han recolectado más de seis mil euros, esperan poder ayudar a otras familias. Comparte tan emotiva noticia y tan valiosa información.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!