La lección que le dieron los oficiales al niño que llamó de emergencia porque “moría de hambre”

Las líneas de emergencia están disponibles en muchos países del mundo con el fin de prestar a la ciudadanía un número de atención directa, en caso de enfrentarse a una situación riesgosa. Sin embargo, para los más pequeños su uso no siempre es el más adecuado y pueden considerar cualquier circunstancia como una “emergencia”.

Recientemente, el Departamento de Policía de Sanford informó sobre el caso de un pequeño de 5 años, que decidió utilizar el número de emergencias para quejarse de que tenía hambre y quería comer una pizza.

Cumpliendo con sus funciones, el Departamento decidió enviar a tres oficiales para que pudiesen verificar la condición física del menor, así como corroborar si había algún adulto cuidándolo.

Pero además de esto, los enviados aprovecharon el momento para darle una poderosa lección al pequeño.

Los oficiales se trasladaron a la casa del infante para chequear la situación y usaron la visita de bienestar como una oportunidad para enseñarle sobre el uso adecuado del 911.

El pequeño travieso estaba al cuidado de su hermana mayor, quien se disculpó con los agentes por las molestias ocasionadas.  Además, ésta explicó que el niño había tomado su teléfono en un descuido y, sin su permiso, realizó la llamada.

Pero lejos de disgustarse, los atentos oficiales Morales, Mejía y Hernández parecían bastante acostumbrados a la situación y, muy generosamente, decidieron complacer la petición del travieso niño y fueron por una pizza para saciar su deseo.

Todo esto, como una especie de recompensa después de que el pequeño escuchara con atención la lección que los guardias le dieron sobre el uso de la línea de emergencia.

Además de la pizza, estos chicos también decidieron obsequiarle un trozo de pie.

La noticia fue dada a conocer a través del Facebook del Departamento de Policía, en el cual no sólo relataron la anécdota sino que compartieron una fotografía del hambriento estudiante de primaria.

“Después fueron y compraron una caja grande de pizza y personalmente la entregaron”, dijo el Departamento.

La policía de Sanford ha etiquetado la publicación de Facebook con #foodemergency, #pizzahotline, #speedydelivery, #servicecomesinmanyforms, con el fin de hacer de esto una noticia viral y educar a toda la ciudadanía.

No sólo a los más pequeños, sino también a los adultos pues cada vez resulta más común el mal uso de la línea de emergencia.

Este tipo de servicio está destinado a atender situaciones que realmente resulten riesgosas para la integridad de algún ciudadano y, aunque los oficiales siempre están dispuestos a servir de forma generosa, lo mejor es darle el uso adecuado y evitar congestionarlas. Quizás mientras se realiza una llamada poco importante hay otra persona con una gran emergencia a la espera.

Comparte esta nota y ayuda a crear consciencia sobre este tema. Seguro este niño ya aprendió su lección pero démosles una ayuda a los oficiales compartiendo su mensaje.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!