La inspiradora historia de Jillian, una joven que perdió una pierna pero no sus ganas de soñar

Asumir los cambios que se presentan en nuestro camino es una tarea que puede ser bastante dura, sobre todo cuando nos hemos habituado a una cotidianidad amena en la que todo parece estar en su justo lugar.

Sin embargo, si hay algo de lo que podemos estar seguros es que vivir implica un constante movimiento y que no podemos controlar que, de un día para otro, todo cambie para siempre.

Así lo demuestra la historia de Jillian Williams, una vibrante joven de Texas, quien se tuvo que someter a una complicada cirugía en la que su pie izquierdo ahora toma el lugar de su rodilla, todo esto producto de un terrible cáncer de hueso que casi acabó con su vida, pero nunca con su espíritu alegre y luchador.

A pesar de las contrariedades, Jill nunca ha parado de sonreír.

A los 20 años, Jillian parecía tener el mundo a sus pies. La hermosa joven era una participante habitual en los concursos de Miss Teen USA y todos la conocían por su fabulosa actitud ante la vida. Además, esta chica de Texas adoraba los deportes, su figura solía ser despampanante y era una estrella del voleibol en la universidad.

Pero en febrero de 2016 todo cambió.

Después de presentar una incesante molestia en la rodilla, los doctores descubrieron un quiste en el fémur izquierdo de Jillian. Para hacerse una idea de cuán peligroso era este tumor, el equipo médico le realizó a la joven una serie de pruebas de resonancia magnética, hasta que, finalmente, decidieron hacerle una biopsia.

El resultado fue escalofriante: Jillian sufría de un extraño tipo de cáncer de hueso llamado sarcoma de Ewing.

VER TAMBIÉN:  El niño de 8 años que se "congeló" para llegar a la escuela recibió un gesto extraordinario

Pero Jillian no estaba dispuesta a dejar que el cáncer acabara con su vida. Ella luchó ferozmente contra la enfermedad, se sometió a quimioterapia y, posteriormente, afeitó su hermoso y abundante cabello.

Desafortunadamente, el tratamiento que estaba recibiendo Jillian no bastaba para erradicar el cáncer por completo y tanto ella, como los médicos, debían tomar una difícil decisión sobre cómo tratar el tumor. Así, aunque existía la opción de remover el quiste del hueso salvándole la pierna, Jillian decidió que lo mejor sería que se la amputaran para eliminar toda posibilidad de que el cáncer volviera a aparecer.

La determinación de esta joven luchadora es incuestionable.

Dos años atrás, Jillian fue testigo de cómo su padre peleaba y ganaba su propia batalla contra el cáncer. Una experiencia terrible y atemorizante que la marcó profundamente y que influyó al momento de tomar su radical decisión porque recaer, simplemente, no era una opción para ella.

Con el objetivo de minimizar las posibilidades de recaer, Jillian se realizó una rotoplastía, un procedimiento en el cual los cirujanos remueven la mitad de la pierna del paciente y, donde originalmente se encontraba la rodilla, se le coloca el pie, incluido el tobillo, en una rotación de 180 grados. De esta forma, el pie puede funcionar como la articulación de la rodilla.

La “nueva rodilla” de Jillian fue pensada para calzar perfectamente en una prótesis, de manera que la joven pueda moverse sin mucha dificultad e incluso jugar voleibol de nuevo.

Rumble

A pesar de los duros golpes que ha recibido esta ex atleta, su actitud positiva no se ha visto afectada: Jillian enfrenta esta terrible situación con una resplandeciente sonrisa y le pide a su familia que haga lo mismo que ella.

VER TAMBIÉN:  Tragedia – Una madre mata accidentalmente a su bebé de 1 año en su propio hogar

“A veces, ella se molesta con su papá porque llora”, explica Janna Williams, la madre de Jillian, “Él se le queda viendo y ella le responde ‘¿por qué me estás viendo así? No soy un extraterrestre, sigo siendo yo, Jillian‘. Pero yo sé por qué él la ve así, es simplemente el deseo de disfrutar cada momento al máximo”.

Instagram/jk_williams_07

Actualmente, Jillian sigue soñando en grande y está determinada a “marcar la diferencia, siendo diferente”, como ella misma afirma. Esta radiante joven espera ser la primera Miss Texas amputada y también se está entrenando para representar a su país en los Juegos Paralímpicos junto al equipo nacional de voleibol.

¿Qué opinas tú de la increíble e inspiradora historia de Jillian? ¡Compártela con todos tus amigos!

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!