La inspiradora historia de Amir, el joven de 15 años que se convirtió en un prodigio del ballet

Imposible olvidar a Billy Elliot, ese personaje que desafió los paradigmas sociales de toda una época al guindar los guantes de boxeo para calzar zapatillas de ballet. Un chico de clase trabajadora que se inmiscuye en el mundo de la danza y sorprende al resto de sus compañeros por su talento natural y desbordante.

Hoy Billy Elliot vuelve a sonar con fuerza, pero esta vez no se trata de la película homónima, sino de un chico de carne y hueso, un adolescente de la India llamado Amir Shah que descubrió la danza, o sería mejor decir, que fue descubierto por la danza, hace apenas 2 años y ya se prepara para entrar a una de las academias de ballet estadounidenses más prestigiosas del mundo.

Amir Shah, quien tiene 15 años y viene de un suburbio de clase baja de Bombay, ha sido descrito por los expertos como “una estrella de ballet muy inesperada”. Este prodigio del ballet apenas comienza su carrera en la danza, pero ya fue aceptado en la academia American Ballet Theatre, en Nueva York.

Amir describe esta nueva etapa de su vida como “un sueño hecho realidad”.

La historia de Amir es tan particular, que bien podría pensarse que también se trata de una película. Este talentoso chico, cuyo padre es soldador, sintió el llamado de la danza desde que era muy pequeño.

Por esta razón comenzó a acudir a clases de hip-hop. Fue entonces cuando capturó la atención del profesor de baile israelí Yehudi Maor.

Me fijé en ese chico menudo que tenía lo que nosotros llamamos ‘las herramientas’. Se movía con mucha facilidad, pero no tenía nada de formación, así que le pregunté si le gustaría venir a mis clases de ballet”, cuenta Yehudi, quien supo desde la primera lección que se había sacado la lotería con el adolescente.

VER TAMBIÉN:  La emotiva historia de Richard, el joven de 21 años que se quedó solo con su pequeña hija

Amir demostró desde la primera vez que se calzó las zapatillas de ballet que su talento lo llevaría muy lejos.

Amir había nacido para el ballet. Inmediatamente y sin ningún esfuerzo, el joven aprendió el lenguaje de la danza; era como si fuese su propio lenguaje. Atrás quedaron los pasos de hip hop, hace ya 2 años que se encuentra bajo la tutela de Yehudi.

Sin embargo, el instructor aclara que no ha sido una tarea fácil darle clases a Amir, pues no cuentan con un estudio apropiado para bailar y han tenido que improvisar yendo de gimnasios de colegios a almacenes.

Pero todo el trabajo duro ha sido recompensado… ¡Porque Amir fue aceptado en el American Ballet Theatre Jacqueline Kennedy Onassis en Manhattan! El chico partirá por primera vez de la India en otoño para hacer lo que más ama en la vida.

No obstante, Amir sabía que no contaba con el dinero necesario para viajar a Nueva York y comenzar allí una nueva vida. Por esta razón su instructor de baile le abrió una cuenta en GoFundMe, esperando así recaudar todo el capital necesario para que Amir pudiese cumplir su sueño de convertirse en un bailarín profesional.

BBC / Youtube

¡Y la suerte de Amir solo mejora! El chico recientemente recibió la ayuda financiera de un multimillonario indio llamado Yusuf Hamied. Este hombre de negocios se emocionó tanto cuando vio un video de Amir bailando en las redes que, sin pensarlo dos veces, decidió cubrir los estudios del joven prodigio.

La historia de Amir es inspiradora ¡Compártela con todos tus conocidos!

VER TAMBIÉN:  Antes de morir, Nick dejó una idea para mejorar la vida de los niños con cáncer en el hospital
¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!