La infructuosa lucha de 2 abuelitas por hacerse una selfie se hace viral

La tecnología y los equipos electrónicos, aunque hoy en día están al alcance de todos no es un secreto que para algunos resultan un poco complicado de comprender.

Para algunas personas el uso de un dispositivo electrónico es como un juego para niños, pero para otros y especialmente para los adultos mayores es un desafío. Pero hasta nuestros abuelos intentan incorporarse a las tendencias que la tecnología nos ofrece ahora, tal como el uso de las redes sociales y las selfies.

Esto puede resultar bastante gracioso y alegrarnos el día como lo hicieron dos abuelitas en Argentina.

Ellas se encontraban de paseo en la Provincia de Buenos Aires, un fin de semana despejado y perfecto para visitar la hermosa e imponente Basílica de Lujan.

Y por supuesto, querían registrar su visita en algunas fotos, ellas iban preparadas con teléfonos móviles con el objetivo de hacer sus fotos, pero cuando lo intentaron se enfrentaron a un problema.

Las simpáticas abuelitas quienes tenían la cámara del teléfono en modo selfie, no entendían por qué no lograban enfocar lo que deseaban.

“¿Por qué no me saca lo que estoy enfocando? Saca al revés”, dice una de las señoras de lentes y cabello blanco, mientras sin saberlo estaba grabando absolutamente todo. Momentos después aparece su compañera de cabello rojizo, quien comienza a moverse con el teléfono y logra acertar hacia la basílica pero sin comprender lo que sucede.

Junto a ellas pasaban muchas personas, incluso se observa a un oficial mientras ellas insisten que la cámara apunta a cualquier cosa.

Juntas intentaron descifrar el enigma, la segunda logró acertar el lugar exacto que querían fotografiar, pero no podía creer que se sacara la foto al revés, fue en ese momento que su compañera sugirió pedir ayuda a un grupo de jóvenes. “Chicos, chicas, conocedoras la materia ¿cómo se saca la foto?”, dijeron las carismáticas señoras.

VER TAMBIÉN:  Compraron "la peor" casa por 1,12 euros y así la transformaron tras un año de esfuerzo

Una de las chicas de cabello negro a la que se acercaron, tomó el teléfono y rápidamente se dio cuenta que era lo que andaba mal y les explicó que estaban haciendo un vídeo justo antes de cortar la grabación.

Seguramente terminó dándoles una explicación de cómo lograr que la cámara enfoque hacia el lugar que ellas desean.

TodoNoticias / Facebook

El simpático vídeo que fue publicado en las redes sociales, rápidamente se hizo viral y hasta el momento ha alcanzado más de 3 millones de reproducciones y ha sido compartido al menos 67.000 veces.

No solo eso, los comentarios no paran de llegar, muchísimas personas se sienten identificadas y no dejan de expresar su ternura por las hermosas abuelitas. Sabemos que aprenderán rápidamente y que posiblemente más adelante ellas sean quienes le enseñen a sus amigas como utilizar sus cámaras.

Si tú también te dejaste cautivar por la ternura de estas abuelitas no te vayas sin compartir su anécdota.

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!