La impresionante historia de Christian Buchanan, el niño que nació sin ojos

Es una de las 60 personas en el mundo que han nacido sin ojos. Esta extraña condición, pudiera resultar a simple vista absolutamente incapacitante. Pese a ello, sus padres se han esforzado para proporcionarle una vida lo más ajustada a los parámetros de normalidad que les ha sido posible. Ya tiene seis años de edad, disfruta jugando a las luchas con su hermanito y está empezando a aprender a leer.

ADVERTENCIA: LAS SIGUIENTES IMÁGENES PUEDEN HERIR LA SENSIBILIDAD DE ALGUNAS PERSONAS.

Se llama Christian Buchanan, nació en Woodbury, Tennessee, Estados Unidos. Padece de Hendidura Facial Tessier con Mocroftalmia; es decir, que en la cavidad ocular no tiene ojos y además no puede hablar ni comer.

Desde el momento de su nacimiento ha necesitado de un tubo endotraqueal para poder alimentarse ya que su condición viene acompañada por paladar hendido y labio leporino por lo cual hasta ahora ha sido sometido a siete intervenciones quirúrgicas.

Su condición fue causada por el síndrome de bandas amnióticas. Se pueden formar bandas fibrosas en el útero y si se unen al bebé cortan el flujo sanguíneo, por lo que las bandas de Christian se adhieren a su cara.

Sin embargo, con la ayuda incondicional de sus padres y rodeado del amor del resto de su familia, Christian ha evolucionado positivamente de tal manera que actualmente se encuentra aprendiendo a tocar violín y ya ha alcanzado la categoría de cinturón naranja en karate.

Relata su madre, Lacey, que pese a la importante limitación visual que se deriva del extraño mal que le aqueja, el obstáculo más importante lo han encontrado en la estrechez de pensamiento de personas que, por ignorancia, han hecho del niño objeto de burlas y de discriminación.

VER TAMBIÉN:  Esta "Carta a la futura esposa de mi ex" podría cambiar la manera en que piensas

Antes de que Christian naciera, desconocía que existía un gran estigma social sobre ser diferente, verse diferente y que la mayoría de la gente no sabe cómo manejar a alguien con ese tipo de diferencia”, manifiesta la madre.

No obstante, y pese a la existencia de ese tipo de conductas equivocadas en algunas personas, la familia no cesa en su empeño de sacar adelante al pequeño Christian. Lacey agregó:

Nuestro mundo está hecho para personas videntes y tiene que aprender a vivir en él sin el beneficio de la vista; tenemos que hacer las cosas un poco diferente a veces, pero es totalmente factible y lo está haciendo”.

Metro / snt

A partir de esto, Lacey y su esposo han emprendido una campaña de información para sensibilizar a la mayor cantidad de personas que sea posible sobre esta condición que presenta su pequeño hijo.

Christian tendrá más cirugías en el futuro debido a su condición, pero él y su familia se mantienen siempre esperando lo mejor. Comparte esta noticia con tus amigos.

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!