La fotógrafa de una boda publica un reclamo para una invitada que se hizo viral

Desde que los teléfonos móviles se apoderaron de todos es muy común que exista entre los usuarios una especie de obsesión por fotografiarlo todo, desde la comida hasta una sesión de entrenamiento en el gimnasio.

Pero cuando se trata de un evento o celebración especial como una boda, todos los asistentes suelen tener sus dispositivos en la mano ávidos de obtener la foto perfecta.

Además de conservar recuerdos, quieren compartir al momento el contenido en sus redes sociales.

Y recientemente, la fotógrafa de una boda aclaró por qué esa práctica tan común no es nada positiva para su trabajo, ni para sus clientes.

Hannah Mbalenhle Stanley, es una fotógrafa que decidió criticar a aquellos invitados a las bodas que no paran de hacer fotos con su teléfono móvil. Lo que la motivó a hacer público su descontento fue el comportamiento de una mujer que arruinó su foto perfecta.

Ella estaba preparada para hacer una toma profesional de los novios cuando el padre de ella la acompañaba al altar, uno de los momentos más emblemáticos.

Seguramente todas las parejas sueñan con tener una foto ideal de ese y todos los acontecimientos importantes de la celebración para revivir el día más especial de sus vidas.

Por eso contratan el servicio de fotógrafos profesionales que les garanticen esas imágenes, muchas de ellas estarán enmarcadas en su hogar.

Lamentablemente, una invitada no contempló la necesidad de darle espacio a la fotógrafa para hacer su trabajo e irrumpió en el área para hacer una foto de los novios con su teléfono móvil.

Según Hannah eso sucede con mucha frecuencia, por eso compartió el siguiente texto:

A la chica del iPhone:

No solo arruinaste mi foto, sino que te llevaste ese momento del novio, el padre de la novia y la propia novia. ¿Qué planeas hacer exactamente con esa foto? Honestamente. ¿Vas a imprimirla? ¿Guardarla? ¿Las miras todos los días? No, seguro que no.

Pero mi novia, habría impreso la foto, la hubiera mirado a menudo y recordado ese momento mientras su padre la acompañaba al altar el día de su boda.

En su lugar, tú querías tomar una foto con tu teléfono, bloqueaste mi vista para tomar una imagen que no usarás.

Invitados, dejen de ver las bodas a las que asisten a través de una pantalla, y en vez de eso, apaguen el teléfono y disfruten de la ceremonia. Ustedes son importantes para los novios, de lo contrario no serían invitados. Así que, por favor, dejen que los fotógrafos hagamos nuestro trabajo. Simplemente siéntense, relájense y disfruten de este momento único en la vida.

Sinceramente,

Los fotógrafos de boda”, concluyó firmando su mensaje en nombre de todo el gremio.

La publicación de Hannah se hizo viral después de ser compartida más de 160.000 veces, generando miles de comentarios de usuarios que apoyan su queja. ¿Tú qué opinas? No te vayas sin compartirla.

¿Te gustó?
Etiquetas:

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!