El drama del desconsolado abuelito que lucha por vender los zapatos que teje cada día

Hay personas que aunque el calendario les indique su retiro parecen no estar dispuestas a hacerlo, algunos por decisión y otras por necesidad. Lo cierto es que el trabajo que estos seres desempeñan aún con décadas de vida encima siempre será digno de admirar.

Si no lo consideras, sólo espera a conocer a Don José un abuelo tejedor que se ha dedicado a vender zapatos típicos en la estación del Metrobús Chilpancingo en México.

Quizás muchos lugareños conocen perfectamente a este personaje, Don José, el de los zapatos, pero para otros este desconocido les ha robado el corazón, después de que su historia se hiciese viral en las redes sociales.

Don José llegó a Internet gracias a un tweet que se compartió en la cuenta oficial de los miembros de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena).

La publicación invitaba a todos a ayudar al abuelo con la venta de sus zapatos e iba acompañada de un par de imágenes de Don José y sus productos.

Aunque se desconoce la edad exacta de este abuelito, resulta evidente que ya es tiempo de que estuviera disfrutando de un merecido descanso.

Sin embargo, para hombres como don José el trabajo nunca hace daño.

Él se levanta muy temprano cada mañana para llevar a la estación las mejores zapatillas que sus hijas se encargan de tejer, debido a su edad ya se retiró de la costura pero esto no le impide colaborar.

Don José manifestó sentirse bien por ganarse el dinero de forma honesta y no pretende dejar de hacerlo. Al contrario, mientras le queden energías quiere continuar con sus ventas.

Por ese motivo les pide a todos los peatones que se cruzan por su camino que lo recomienden con sus amigos.

Este buen hombre sabe que las redes sociales son una gran forma para ganar clientes pero él no sabe usar ordenadores, así que le pidió a un militar que se cruzó con su camino que lo hiciera por él.

Esto fue lo que hizo el funcionario que decidió compartir el trabajo de Don José en la página del Sedena.

Nos encantaría que este ancianito tenga el apoyo que tanto necesita para pagar su alimentación y medicinas. Ejemplos como los de él son los que valen la pena ver pues ayudan a inspirar y mantener vivo los verdaderos valores de la sociedad.

Por favor comparte la historia de Don José e invita a tus amigos a colaborar ¡Que su espíritu trabajador nos inspire a todos!

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!