Después de un accidente en el perdió su pierna finalmente puede abrazar a su bebé

Los accidentes ocurren todos los días. Desafortunadamente, nadie está exento de vivir una tragedia. Como es el caso de Amelie Chouinard, una técnica de suministros del ejército canadiense quien tuvo una experiencia bastante difícil y ha vivido para poder contarla. 

Amelie se encontraba de viaje por las carreteras canadienses en su motocicleta. Cada cierto tiempo se detenía a la orilla para descansar o ver el paisaje, hasta que sucedió lo impensable: un camión pasó a toda velocidad y la impactó tan fuertemente que voló hasta una zanja en la que estuvo durante varios minutos prácticamente inmovilizada.

Con las fuerzas que le quedaban tras el shock, logró tomar su celular y realizó una llamada a su novio, quien sin dudarlo acudió inmediatamente en su ayuda. El hombre, quien sabe de primeros auxilios, logró darse cuenta de la gravedad del asunto al estar en el lugar. Su pierna estaba gravemente herida. 

Lo primero que hizo el novio de Amelie fue romper su camisa para utilizarla como torniquete y evitar que la pierna de la mujer siguiera sangrando, era lo que había que hacer en ese momento hasta que la afectada recibiese atención médica especial.

Amelie, visiblemente lesionada, fue trasladada hasta el Hospital Universitario de Alberta, allí los médicos confirmaron que su pierna estaba destrozada y además, tenía un brazo roto. La preocupada mujer solo pensaba en su hijo de 4 meses, quien estaba ahora sin su mamá. 

Dos meses duró la recuperación de Amelie y afortunadamente hoy vive para contarlo. Aunque su bebé estuvo en casa la mayor parte del tiempo, tuvo la oportunidad de visitar a su mamá cuando ya estaba más recuperada. Tiempo después, mamá e hijo pudieron estar juntos por sobre todas las adversidades. 

Tras la operación y su respectiva recuperación, Amelie ha recibido intensas terapias para recuperar el movimiento en su pierna afectada. Ahora utiliza un bastón y una prótesis especial que será mejorada eventualmente con un microprocesador que hará más natural el movimiento de la rodilla. 

Por otro lado, también espera utilizar una prótesis tipo cuchilla para volver a trotar. Esta experiencia, lejos de quitarle la motivación, le ha despertado el interés por la vida y la actividad física. Aunque sin duda haya sido una experiencia traumática, Amelie agradece haber sobrevivido y tener el apoyo de su familia. 

“Wow, es una gran experiencia que nos motiva a todos ha luchar sin complejos ante todas las adversidades”, mencionó sorprendida una internauta.

La historia de esta mujer nos recuerda que todo acontecimiento por más difícil que sea podrá ser superado por nuestra voluntad y sobre todo por nuestras ganas de vivir y el apoyo de nuestros seres queridos. 

Comparte esta impactante historia entre tus familiares y amigos para que conozcan la fortaleza de una gran mujer.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!