La desesperación de una mamá por intentar pasarle dinero a su hijo criminal en prisión acaba mal

El mundo del crimen está repleto de historias terribles y extrañas. Víctimas, victimarios y cómplices son actores de un perverso teatro al cual asiste la sociedad diariamente, a veces, sin darse cuenta.

Esta historia va por ese camino y la protagoniza una mujer que fue detenida en extrañas condiciones en el Reclusorio Norte de Ciudad de México.

La mujer en cuestión, conocida gracias a los reportes del caso con el nombre de Laura N, tiene a su hijo privado de libertad en dicho lugar. Hace pocos días, ella intentó infiltrar algo inesperado por el sistema de seguridad del reclusorio.

Laura N tenía el propósito de introducir 100 mil pesos mexicanos (5.000 euros) en el reclusorio para dárselos a su hijo, un conocido criminal y extorsionador del lugar. La mujer pretendía pasar el dinero a través de una toalla sanitaria. Sin embargo, las autoridades ya estaban sobre aviso.

¿Por qué?, recientemente hubo otro caso con otra mujer, conocida como María N, quien intentó la misma operación pero con una cantidad menor, 60 mil pesos (3.000 euros).

“Quién sabe cuántas veces se habrá pasado dinero al interior del reclusorio con el mismo método pero sin que se dieran cuenta las autoridades”, mencionó un internauta.

Laura N ha sido privada de libertad por haber realizado semejante acto, mientras que María N ya ha sido puesta en libertad. Todavía queda por saber cuál será el desenlace de la mujer que ha sido descubierta recientemente intentando burlar las normas del reclusorio.

“Hay que tener sangre fría para intentar hacer un acto de esta naturaleza. A mí nunca me pasaría por la mente tratar de engañar a las autoridades de esa forma. Qué situación tan incómoda”, dijo sorprendida otra internauta.

La Procuraduría General de México se ha pronunciado al respecto y solo ha anunciado que Maria ha recibido la libertad, sin embargo, de Laura N solo se ha informado que fue detenida, no han habido más detalles al respecto. Solo del mal acto que llevó a cabo.

“Pobre mujer, sólo está tratando de ayudar a su hijo, no está pensando como un ser humano normal, está actuando como lo hace una madre que no está dispuesta a dejar de acompañar a un familiar, que aunque sea la peor de las personas no deja de ser su hijo, lamentablemente así funciona la vida”, comentó preocupada otra internauta.

Es deplorable este tipo de situaciones, sobre todo cuando alguien intenta ayudar a una persona que ha cometido tantas maldades. Lamentablemente, son muchos los que están dispuestos a dañar su vida al traspasar la legalidad para alcanzar sus objetivos. En este caso, beneficiar económicamente a un criminal.

Comparte esta inusual historia entre tus familiares y amigos para hacer conciencia sobre los peligros de la complicidad y solidaridad mal encaminada

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!