La construcción de una ciudad dirigida por inteligencia artificial causa polémica

Terminus Group, una empresa de tecnología china, ha presentado un diseño de la empresa danesa Bjarke Ingels Group para su futura “ciudad inteligente”, dirigida completamente por inteligencia artificial.

Enlaces patrocinados

La propuesta se concibe como dos parcelas adyacentes que imitan los opuestos entre sí, en donde los residentes que vivirían en la denominada AI City, y sus visitantes, serían monitoreados por inteligencia que utiliza sensores y dispositivos de recolección de datos personales. Todo al mejor estilo de la novela 1984, de George Orwell.

Los artífices del proyecto que han denominado Cloud Valley, aseguran que el mismo está diseñado para proporcionar un nivel de vida más cómodo. Sin embargo, también ha sido objeto de numerosas críticas y preocupación por los posibles problemas sociales y de invasión a la privacidad que plantea.

La Smart City fue discutida la semana pasada durante la conferencia tecnológica en línea Web Summit. Se piensa construir en la ciudad de Chongqing, en el suroeste de China. Un desarrollo dedicado a las aspiraciones de Terminus en los campos de la inteligencia artificial, robótica, redes y big data.

El nombre del proyecto en su primera fase está inspirado en el llamativo paisaje sinuoso de la región asiática. El “valle” ofrece a la vista los tejados verdes más grandes de China, comúnmente utilizados para eventos al aire libre. Debajo, el edificio se abrirá a quien quiera habitar en este nuevo vecindario.

Enlaces patrocinados

“En los últimos años hemos trabajado con varias de las empresas de tecnología líderes en el mundo.

Estamos encantados de llevar nuestra experiencia a Chongqing y, junto con Terminus, crear AI CITY, el primer proyecto emblemático en la zona de alta tecnología que se convertirá en un nuevo centro de innovación para China”, dijo Bjarke Ingels Group.

De modo pues, que AI CITY será la ciudad donde las personas, la tecnología y la naturaleza interactuarán juntas, en espacios concebidos para todo tipo de vida: ahora, no solo la animal, vegetal o mineral, sino también la artificial.

“Es casi volver a la idea de vivir en un pueblo donde, cuando te presentas, aunque es la primera vez que estás allí, el barman sabe cuál es tu bebida favorita. IA puede reconocer a todas las personas que vengan”, añadió la empresa fundadora del proyecto.

La información sobre los residentes se recopilará mediante dispositivos conectados a WIFI, en un intento por reaccionar automáticamente a cada uno de los requerimientos y necesidades de un individuo. Lanzado en abril de este año, se espera que el tamaño de Cloud Valley abarque unos 200 campos de fútbol.

Por su parte, Eva Blum-Dumontet, investigadora principal del grupo británico Privacy International, advirtió que las ciudades inteligentes podrían representar una gran amenaza para los derechos humanos, si los gobiernos no toman medidas para limitar la vigilancia.

Enlaces patrocinados

“Necesitamos preguntar, por ejemplo, cómo afectará la ciudad a las personas que pueden no tener conocimientos de tecnología. Este riesgo es aún mayor en tanto no existe un marco legal que limite el acceso que los gobiernos pueden obtener a los datos recopilados por las empresas privadas”, dijo Eva a los medios de comunicación.

Si bien la ciudad inteligente, para muchos de nosotros suena como algo sacado directamente de la Ciencia Ficción más adelantada, lo cierto es que desde hace rato China cuenta con una serie de restaurantes y fábricas atendidos en su totalidad por robots.

Tal parece que, el avance tan vertiginoso de la tecnología hará que, en algunos años, no tengamos siquiera que pensar por nosotros mismos. Comparte esta interesante noticia con tus seres queridos.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!