La cámara de seguridad graba el gesto del recolector de basura con una anciana con demencia

Es un acto muy pequeño, pero causó una impresión duradera en la vida de una mujer de 88 años con demencia.

Opal Zucca no recuerda las cosas tan bien como solía hacerlo. Pero todavía puede recordar tareas mundanas como sacar la basura cuando pasa el camión recolector.

Estas fueron las imágenes captadas por la cámara de seguridad de Zucca

A principios de este año, mientras intentaba hacer exactamente eso, dio un paso en falso, se cayó y se lastimó. El basurero Billy Shelby lo vio desde su camioneta y fue a ayudar de inmediato.

Desde entonces, ha estado sacando el gran contenedor de basura de Zucca, depositando los desperdicios en el camión y devolviéndolo muy cerca de la casa para que ella no vuelva a lastimarse.

Zucca junto a su numerosa familia

Una cámara de seguridad instalada por la hija de Zucca capturó un momento terriblemente dulce: el recolector de basura acompañó a la anciana a hacer el trabajo, mientras ella lo tomaba del brazo.

Colette Kingston, la hija de Zucca, publicó el vídeo captado por la cámara de vigilancia en sus redes sociales y, por supuesto, se volvió viral.

Kingston tenía instalada la cámara de seguridad para poder monitorear la casa de su madre en Independence, Missouri. Se activa cada vez que alguien pasa frente a ella. Había visto al recolector de basura antes, pero no le había prestado mucha atención.

Cuando llegó el hombre para llevarse con él los desperdicios, le aseguró a Zucca que no tenía por qué cargar el contenedor ella sola. Así que fue de inmediato a buscarlo en compañía de la anciana.

Shelby y Zucca son ahora grandes amigos

La presencia de Shelby activó la alarma de la cámara de seguridad y Kingston procedió a verlo todo a través de su teléfono inteligente. Ver a su madre interactuar con el recolector de basura le produjo una ternura increíble y rompió a llorar.

En el vídeo se puede escuchar a los dos hablando, como si fueran grandes amigos. Zucca le dice a Shelby que se alegra mucho de verlo y de contar con su ayuda y él le asegura que también le hace muy feliz verla bien.

Kingston recientemente invitó a Shelby a la casa de su madre, para que ella pudiera agradecerle por su generosidad. El trabajador no cree que lo que está haciendo sea excepcional. Asegura que es lo que cualquiera haría por una persona mayor que merece afecto y respeto.

Para la familia de Zucca ha sido muy duro ver cómo ella ha ido perdiendo fragmentos de su memoria. Ella siempre fue tan alegre y entusiasta. Ahora se ha vuelto un poco más taciturna. Sin embargo, es un alivio saber que puede contar con personas tan generosas.

Shelby adora poder ayudar a esta dulce ancianita

Si esta historia te conmovió a ti también y te recordó la importancia de la solidaridad, no te vayas sin compartirla. 

¿Te gustó?
Etiquetas:

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!