La cámara de inseguridad graba el descuido de un ladrón al terminar de robar una tienda

El pasado 22 de abril, un sujeto entró a una tienda ubicada en Queensland, Australia, con la firme intención de asaltar el establecimiento pero nadie imaginó que él mismo acabaría saboteando sus malvadas acciones.

Las cámaras de seguridad grabaron al asaltante, quien entró a la tienda con una bolsa cubriendo su cabeza y casi la totalidad de su rostro. Se dirigió directamente hacia la asustada cajera, a quien amenazó con una navaja, le pidió todo el dinero en efectivo de la caja registradora y también algunas cajas de cigarrillos para saciar su adicción a la nicotina.

Sin embargo, la bolsa que utilizó el asaltante para ocultar su identidad no le quedaba bien, pues en repetidas ocasiones tuvo que levantarla porque le tapaba los ojos y, por lo tanto, no podía darle instrucciones precisas a la cajera.

En cuanto la cajera le entregó al sujeto lo que éste quería, él se dio cuenta de que no tenía dónde guardar lo que quería llevarse; así que optó por quitarse la bolsa de la cabeza y usarla para guardar el dinero y la mercancía revelando con ello su rostro.

“¿Cuál era la finalidad de entrar con la bolsa en la cabeza si al final se la quitó?”, comentó un intrigado usuario de redes sociales.

La identidad del asaltante quedó al descubierto cuando decidió usar la bolsa como medio para guardar su botín, así que finalmente su cara completa fue grabada por las cámaras y, gracias a ello, será más fácil que las autoridades puedan averiguar quién es exactamente.

“Una bolsa para cubrir tu identidad y a su vez guardar el dinero robado… el futuro es hoy”, comentó un sarcástico internauta.

El vídeo se hizo viral pues la situación pasa de lo increíble a lo ridículo, aunque probablemente esto sea lo que ayudará a encontrar al sujeto que realizó tan curiosa escena. Aunque probablemente a la cajera que se vio intimidada por él no le parece para nada gracioso, por lo menos ahora puede tener la seguridad de que atraparán al sujeto tarde o temprano.

“Es increíble que ni siquiera para delinquir se tomen un tiempo para idear un buen plan”, comentó otro internauta.

Fue así como el asaltante se retiró de la tienda con su botín en la bolsa y, afortunadamente, sin dejar a ningún herido, aunque no podemos dudar que la cajera se llevó un buen susto. Ojalá puedan encontrar rápido al sujeto en cuestión para que sea consignado a las leyes de la ciudad por atentar contra la seguridad de los ciudadanos.

Comparte esta insólita historia con todos tus amigos y cuéntanos qué opinas de este descuidado ladrón.

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!