La batalla de una pareja por ganar la custodia de los gemelos que criaron desde su primer mes

Después de meses luchando por su custodia, una familia de cuatro ha logrado su mayor satisfacción en mucho tiempo: la adopción de dos gemelos a los cuales han cuidado desde que tenían sólo un mes de vida.

Jenny y Cullen Hall han triunfado en la batalla por lograr uno de los más grandes gestos de amor al adoptar a los hermanos Charlotte y Titus.

Jenny Hall, de 36 años, se convirtió en la madre legal de los pequeños después de una ceremonia de adopción que se celebró en un juzgado del condado de Hennepin en Minnesota, durante el mes de noviembre.

La pareja conoció a los gemelos en septiembre del año pasado, cuando fueron seleccionados para convertirse en sus padres de acogida. 

En ese momento, las criaturas tenían solo un mes de vida, así que para los esposos significaba una gran responsabilidad pero tenían el corazón dispuesto a asumirla.

«Fui a la casa de acogida y los recogí y pensé, ‘Dios mío, esos son mis bebés’. No sabía por cuánto tiempo, pero sabía que podía ser su madre por el tiempo que fuera necesario», dijo Hall de  Minneapolis.

Pero esta no era la primera vez que Jenny y Cullen pasaban por ese proceso, los esposos tienen otros dos hijos mayores a quienes adoptaron legalmente después de cuidarlos durante dos años como familia de acogida.

Jenny, una matrona de profesión, y Cullen, un ingeniero, tienen un corazón increíble y de inmediato quedaron flechados con los gemelos. Por esa razón, al enterarse de que los chicos estarían listos para una adopción pensaron en asumir de nuevo el viaje.

Los pequeños Eleanor, de 8 años, y Nehemiah, de 7, también estuvieron de acuerdo con la decisión de sus padres pues ya querían a los gemelos como a sus hermanos.

«Nos dijeron: ‘No puedo creer que estarán con nosotros para siempre’. Recuerdo que Eleanor dijo: ‘Tengo una hermana para siempre'», compartió Jenny

La pareja reconoce que los primeros 6 meses con los gemelos fueron algo complicados pero lograron adaptarse poco a poco al ritmo acelerado que imponen dos bebés en casa.

Ahora que los esposos son legalmente sus padres, estos planean mantener el contacto con los dos hermanos mayores de Charlotte y Titus para que los chicos crezcan conociendo la verdad sobre sus raíces.

Para Jenny la idea de convertirse en la madre adoptiva de un niño necesitado de amor siempre estuvo en su vida. A esta mujer le importaba encontrar a un compañero que tuviera la misma disposición y en Cullen halló al equipo perfecto para esta hermosa tarea.

«Al principio de la relación lo mencioné, le dije: ‘Con quienquiera que me case algún día tiene que estar abierto a la adopción porque quiero que sea parte de mi historia‘. Él dijo: ‘Eso es genial. ¿Qué tal si tenemos dos niños biológicos y dos niños adoptados?’, Y yo dije, ‘Está bien'», recordó Hall entre risas.

Nos alegra saber que pese a las cifras tan elevadas de niños buscando un hogar, hay personas dispuestas a dar lo mejor para ellos y ser esos padres amorosos que tanto necesitan.

Por ahora este grupo de seis está feliz y listo para celebrar la Navidad como una verdadera familia, y la pareja planea continuar su labor como padre de crianza para otros chicos que también lo necesiten.

En esta fecha contagia a tus amigos de solidaridad y alegría con el noble ejemplo de Jenny y Culle, compartiendo su historia.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!