La autoridad de este país abandona la nación en un avión privado para ir de fiesta con 20 mujeres

La forma más recomendada para evitar los contagios en la mayoría de las pandemias que han surgido en la historia de la humanidad es el distanciamiento social.

Sin embargo, muchas personas se muestran renuentes a confinarse, tal es el caso del Rey tailandés cuya inapropiada conducta ha sido ampliamente criticada.

Maha Vajiralongkorn con 67 años es el actual Rey de Tailandia, y fue coronado en mayo de 2019 como Rama X. Fue el sucesor de su padre Buhimbol tres años después de su muerte, quien durante siete décadas regentó el país asiático.

Pero hay una gran diferencia entre ambos, mientras Buhimbol era amado por todo su pueblo, la capacidad de Vajiralongkorn para dirigir su reinado ha sido puesta en duda por muchas personas.

La personalidad del nuevo Rey ha sido controversial desde el principio, excesos y muchas excentricidades son el denominador común. Temas relacionados con sus caprichos, la libertina vida con mujeres que lleva, y su ostentosa riqueza y forma de vivir son reprochados constantemente.

Y en plena pandemia las críticas hacia el monarca no paran debido a su peculiar manera de pasar el confinamiento.

Rama X reservó todo el Grand Hotel Sonnenbichl, ubicado en el resort alpino Garmisch-Partenkirchen en Alemania, y se fue con sus veinte concubinas rompiendo la cuarentena.

Pero debía estar presente para el día Chakri en Tailandia, y primero pasó por Zúrich, Suiza; en busca de su esposa, la reina Suthina. De allí, ambos viajaron a bordo de la aerolínea Thai Airways hasta Bangkok, para celebrar un gran acontecimiento histórico: el ascenso al trono de Phra Phutthayotfa Chulalok, Rama I.

En medio de la turbulencia de opiniones y comentarios, el regente intentó mejorar su imagen pública entregando material de protección para la pandemia.

«El Gobierno debe solucionar el problema entendiendo sus causas», expresó el regente.

Solo estuvo en suelo tailandés por veinticuatro horas, y retornó nuevamente a su paradisíaco resort.

«Esta pandemia no es culpa de nadie», se justificó el monarca.

Otras de las críticas dirigidas a Rama X, tienen que ver con su gusto por permanecer por largos períodos de tiempo en países extranjeros, descuidando los asuntos internos del Tailandia.

La comparación con su padre en ese punto es inevitable, porque Buhimbol no llegó a dejar su reino en los últimos 24 años de su vida.

Y peor aún, en un momento tan duro como el que se está viviendo en la actualidad. Tailandia se encuentra ubicado en el segundo lugar de los países más afectados por la pandemia del COVID-19 en el Sudeste Asiático.

Por ese motivo el general Prayuth Chan-ocha, actual Primer Ministro de Tailandia decretó un estado de emergencia nacional, lo cual incluye la imposibilidad de entrar por gran parte del territorio del país a extranjeros no residentes.

Mientras tanto el Rey sigue brillando por su ausencia, pero pasando una cuarentena de lujo y dándose la buena vida.

El rey Vajiralongkorn parece olvidar que el coronavirus no diferencia en la condición social de la gente. No olvides compartir esta insólita historia con tus amigos.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!