Habla la madre que solo alimenta a sus 2 hijos con pizza y patatas fritas

Kimberley Hill es una madre soltera de 23 años. Vive en Shorpshire, Reino Unido junto a sus dos hijos pero cada vez ha comenzado a tener más y más dificultades para lograr salir adelante.

Los dos hijos de Kimberley son muy jóvenes, así que la mayor parte de su salario no alcanza para cubrir los enormes gastos de una guardería. Los gastos para sus hijos suman más de 2 mil dólares, pero su salario y lo que recibía del gobierno no eran suficientes para cubrir esto.

Nunca estuvo en mis planes ser madre soltera. Mi pareja y yo estuvimos juntos durante años pero luego las cosas dejaron de funcionar”.

Universal Credit es un pago que el gobierno provee a las personas para ayudarlos a cubrir ciertos costos como el cuidado de los niños, rentas y otras cosas más; especialmente si se trata de personas desempleadas.

Los hijos de Kimberley tienen 5 y 3 años de edad.

Kimberley tiene un trabajo y por lo tanto puede recibir hasta 30 horas de cuidado infantil completamente cubiertas por Universal Credit. Por desgracia, perdió la fecha tope para inscribir sus papeles así que se ve obligada a cubrir ella misma todas las mensualidades de la guardería.

“Mi salario no cubre el cuidado de mis hijos y ninguna de mis facturas. No puedo pagar”.

Todo esto ha afectado terriblemente a su familia. En medio de la fuerte crisis económica, Kimberley ha confesado que la alimentación de sus hijos se ha visto afectada.

Lo único que puede darles son pizzas o patatas que cuesten menos de un dólar. Ella misma ha visto su salud bastante deteriorada y se ha visto obligada a faltar en múltiples ocasiones al trabajo por fuertes problemas intestinales.

“Le doy a los niños cualquier cosa que encuentre. La comida saludable es muy cara”.

Hill ha decidido alzar la voz para mostrar la dura realidad que llegan a enfrentar muchos padres solteros. El nivel de cuidado que requieren dos niños de tan corta edad es tan importante; que en varias ocasiones ha llegado a pensar en renunciar a su trabajo y pedir un soporte más alto en Universal Credit.

“Tengo que conseguir dinero para comprar nuevos uniformes y arreglar mi auto”.

No hay duda de que tanto los pequeños Wyatt y Austin, así como su madre; requieren de ayuda lo más pronto posible. Muchas familias han logrado sentirse identificadas con el caso de Kimberley mientras otros aseguran que el padre de los niños debe ayudarla en los gastos.

¿Qué opinas de esta difícil situación? Ojalá que esta madre pronto cuenta con la ayuda que necesita. Comparte su caso.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!