Se ven obligados a borrar las fotos publicadas de su boda tras ser blanco de una ola de críticas

Las bodas son importantes en la vida de cualquier persona, los novios desean que sea genial e inmortalizarla con imágenes que perduren para siempre.

Pero se debe cuidar el tema y la locación que se escoja, para evitar lo ocurrido a una pareja canadiense, cuyas fotos en lugar de provocar ternura, generaron horror y mucho rechazo. 

Kendra Munro y Torsten Mueller es una pareja que después de cierto tiempo de noviazgo decidieron casarse en una ceremonia realizada en Cambridge, Ontario. 

La pareja buscó ayuda de un par de fotógrafos dedicados a realizar sesiones fotográficas para bodas. Querían que la suya fuera hermosa y original.  

Confiaron su proyecto a dos fotógrafos canadienses Shawn Van Daele y Clint Russell expertos en estas lides.

Van Daele y Clint, previa consulta con los esposos escogieron como temática de la boda la serie basada en “El cuento de la sierva”, y fueron al sitio donde se filmaron las escenas de la serie en Cambridge, específicamente en el muro que está en Mill Race Park.

“¡Alabado sea! ¡Kendra y Torsten están casados! ¡Si hay algún fanático de El cuento de la criada, sabrán que la mayor parte está filmada en Cambridge!”, comentó va Daelen en sus redes sociales. 

Tanto los fotógrafos como Kendra y Torsten son fanáticos de la serie, así que les pareció que por esa razón sería apropiado hacerle fotos en la pared colgante en Mill Race Park. 

En la fotografía los recién casados aparecen besándose en el muro, y a su alrededor fueron colocadas, con la ayuda del Photoshop un grupo de criadas con sus tradicionales trajes rojos.

Pero, lo que no sabían era que a la mayoría de las personas no le hizo ninguna gracia el contexto de las fotos, muchos internautas se ofendieron con la publicación.  

¡Oh, compañeros! El cuento de la criada no es romántico, lo saben, ¿verdad? No hay encuentro lindo en la pared colgante”, comentó un usuario.

Van Daele defendió su trabajo ideado, por él junto a su socio y esposo, como una pareja homosexual también casada. 

“Esta imagen fue creada y presentada por un par de “traidores al género que no son ajenos a las tantas subtramas de opresión y desigualdad del brillante trabajo de Margaret Atwood”, respondió el fotógrafo. 

La polémica crecía, pero los fotógrafos no querían borrar la foto, sería darle el gusto a mucha gente que no entendía el sentido de lo que mostraron. 

Pero tuvieron que hacerlo a petición de Kendra y Torsten, quienes estaban ya agobiados con tantos ataques en las redes. 

A todo el mundo le gusta una buena caza de brujas, Aparentemente hoy nos ha tocado ser su bruja, nuestros clientes están siendo acosados, es una vergüenza”, afirmó Van Daele. 

Las redes sociales son un excelente mecanismo de comunicación e interacción social, y debería ser utilizado basándose en el mínimo respeto entre las personas, más allá de las diferencias que existan en lo que se publique.

Comparte esta insólita historia con todos tus amigos y conocidos. Pero cuando realices una sesión fotográfica cuida mucho los detalles y las redes sociales.

 

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!