El horror que vivió la mujer que permaneció 9 días con una cucaracha dentro de su oído

Tener tu casa minada de insectos es algo que no suena nada agradable, pero que algún insecto quede atascado en uno de tus oídos, ocasionando la sensación más terrible de tu vida, es algo mucho peor. Desafortunadamente, eso fue lo que sufrió una joven al tener una cucaracha atascada en su oído.

Katie Holley, es una joven de 29 años, oriunda de Florida, Estados Unidos, quién al adquirir un nuevo hogar, la casa ideal para su esposo y ella, vivió una terrible pesadilla, y todo gracias a una cucaracha.

Debido al clima de Florida, la vivienda de Katie estaba invadida de cucarachas, algo desagradable para cualquiera. Por la situación, su esposo y ella, llamaron a un exterminador de la localidad para que acabara con esta gran pesadilla.

Semanas después, el exterminador llegó a su rescate y roció cada rincón de la casa, acabando con el tema de los insectos en el hogar.

Pero un mes después, estando Katie dormida, sintió una sensación fría en su oreja izquierda. Levantándose desorientada, fue hasta el baño de su habitación presintiendo que algo no estaba bien.

Introdujo un hisopo en su oreja e inmediatamente sintió que algo se movía dentro de su oído, pero lo peor fue cuando sacó el hisopo, y pegado al bastoncillo de algodón, había dos pedazos delgados y puntiagudos de color marrón, ¡eran pedazos pertenecientes a las patas de una cucaracha!

Katie, tenía una cucharada dentro de su canal auditivo. Asustada y nerviosa, pidió ayuda a su esposo, quién miró dentro de su oído y confirmó de inmediato que se trataba de una cucaracha. En un principio intentó sacar al insecto con unas pinzas, pero no obtuvo resultados positivos, así que terminaron en un hospital.

VER TAMBIÉN:  9 usos del limón que cambiarán tu vida

Al llegar, fue atendida de inmediato por una enfermera quién intentó tomar su nivel de presión arterial, pero al ser una persona hipertensa, no obtuvo resultados exactos debido a lo alterada que estaba.

El doctor de guardia, indicó que le suministraran lidocaína, una anestesia tópica que temporalmente causaría la pérdida de sensibilidad en el oído y a su vez mataría al insecto.

La mujer sentía cómo la cucaracha moría, causando la sensación más desagradable e indescriptible que hasta el momento había vivido.

El doctor, logró extraer algunos trozos de la cucaracha, eran pequeños trozos delgados del insecto volador. Katie, fue dada de alta con una receta de antibióticos.

Su oreja estuvo entumecida por 24 horas, pero al recuperar la sensación, notó un pequeño dolor y un crujido cuando bostezaba. Supuso que todo se debía al maltrato que había sufrido con los pinchazos al extraer la cucaracha.

Nueve días después, la joven seguía con el malestar, así que asistió a consulta con un médico de la familia para que renovara su tratamiento. El doctor, al escuchar la trágica historia, decidió revisar su oído para ver qué era lo que sucedida, para sorpresa de Katie Holley, la pesadilla continuaba.

El médico de la familia, extrajo más pedazos del insecto, causando en Holley un llanto de frustración. En total fueron seis piezas más de la cucaracha. Su doctor la remitió a un especialista para que hiciera una revisión de emergencia.

Fui a casa e intenté relajarme por unas horas antes de ir al otorrinolaringólogo. Seguía pensando en todas las piezas que me habían extraído. ¿Ya habían encontrado la cabeza o las antenas? No recordaba nada, sólo quería que el especialista necesitará eliminar otras dos y ya”, expresó Katie.

Estando en la consulta con el otorrinolaringólogo, utilizaron un microscopio para mirar el interior de su oído, confirmando que todavía quedaban restos dentro de él. Con una tijera sacó algo que terminó de traumar a Katie. Extrajeron toda la cabeza, las antenas, torso y todas las extremidades del insecto. Más de una semana estuvo esa cucaracha dentro del oído de esta joven.

VER TAMBIÉN:  La desgarradora despedida de un paracaidista a su esposa - "No voy a tirar de la cuerda"

Katie Holley, ahora está libre de cucarachas gracias al médico de la familia y al especialista que la atendió de emergencias. Ahora su esposo y ella, hacen un control de plagas periódicamente pensando en no volver a repetir este terrible suceso, de igual manera, viven usando tapones de oídos mientras duermen.

Katie Holley

Esta terrible pesadilla es algo que nadie quiere vivir. A pesar de toda esta tragedia, su esposo y ella, tendrán una historia algo peculiar con la cual harán reír a más de uno.

¡Recuerda compartir esta historia para que tus amigos tengan cuidado con los insectos en sus hogares!

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!