Katie ha necesitado 250 cirugías para recuperarse de la brutal agresión de su exnovio

Katie Piper, una mujer de 33 años, ha descrito lo que le sucedió como una “sentencia de vida” desde el momento en que la marcaron eternamente atacándola con ácido sulfúrico en el rostro.

Ahora solo pide que haya represalias más duras para los culpables, que actos como este sean penados por la ley con mayor severidad. A ella le ha tomado nueve años acostumbrarse a las cicatrices que tiene en la cara, además de las numerosas operaciones a las que ha tenido que someterse para continuar una vida relativamente normal.

Dailymail

La víctima escribió una carta abierta que publicaron en la revista médica Scars, Burns & Healing, motivada por un suceso reciente: una banda de ladrones le roció los rostros a unos repartidores de comida con ácido sulfúrico en el este de Londres. Por razones obvias esto la afectó profundamente al punto de verse en la necesidad de contar su historia y decir su opinión.

Instagram

En el 2008 ella tenía 24 años y su ex novio Danny Lynch le echó ácido sulfúrico en el rostro, ese ataque casi la deja ciega, y fue lo que la llevó a cargar durante toda su vida con cicatrices en su cara, pecho, cuello, brazos y manos. En ese momento aspiraba a ser modelo… Después de eso quedó irreconocible.

Cuando despertó del coma y se vio en un espejo sintió que no quería seguir viviendo. 

Dailymail

He atravesado unas 250 cirugías para mejorar el funcionamiento de mi cuerpo“, contó Katie. “También he pasado horas en terapia psicológica para lidiar con el trauma que me produjo el ataque, y para aceptar mi nueva cara. Continuaré necesitando cirugías y terapias por el resto de mi vida” Ella en este momento lo único que pide son sentencias más duras contra aquellos que usan ácido sulfúrico como arma contra otros.

Georgie Gillard

“Actualmente es muy fácil para alguien comprar una sustancia corrosiva y lanzarla, a veces a distancia, hacia otra persona. Es vital que evitemos este tipo de amenazas. Las leyes no reconocen lo severo que es este problema y las sentencias no reflejan la gravedad de los crímenes en muchos casos“.

Dailymail

En vista de lo problemática que ha sido su recuperación, Katie se ha convertido en una personalidad de la TV y ha aparecido en varios documentales. Afortunadamente ha encontrado el amor, su pareja se llama James Sutton y se casaron en el 2015.

VER TAMBIÉN:  El emotivo momento en el que Santa cumplió el último deseo de un niño que murió en sus brazos

Ahora tienen una hermosa hija: Belle Elizabeth. También maneja una organización benéfica para ayudar a las víctimas de ataques con ácidos, se llama la Katie Piper Foundation.

James Gourley

“He conocido a muchos individuos que me han inspirado, que han trabajado duro para reconstruir sus vidas después de un ataque, puede ser difícil sentirse motivado cuando el sistema judicial no refleja lo severos que son estos crímenes”, dijo Katie, y tiene toda la razón. La batalla que deben librar las personas afectadas de esa forma tienen que lidiar con un ambiente muy hostil, que puedan salir adelante muestra que son un ejemplo a seguir. 

Comparte esa historia con tus conocidos, la lucha de Katie merece tener personas que se sumen a su causa.

NUESTRO VIDEO DEL DIA

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!