Un niño de 12 años logra emprender su propio negocio sin abandonar la escuela

Julio Manuel es un niño de 12 año que tiene un estilo de vida muy distinto al de un niño promedio de su edad que estudia, comparte con su familia y disfruta de actividades de esparcimiento o alguna disciplina extraescolar sin mayores preocupaciones.

Él estudia sexto grado, y a pesar de que vive en condiciones precarias pensó en una manera de salir adelante mientras trabaja para obtener un ingreso económico.

Cada día se levanta a las 6:00 de la mañana y acompaña a su madre a su trabajo en la Taquería Lencho, En Ruiz Cortines, Guasave en México, y para dedicarse a su propio negocio: llevar pedidos a domicilio.

Pensando en la necesidad de aquellas personas que no podían o tenían la disposición de ir a un lugar a buscar un determinado producto o hacer un envío de un punto a otro él pensó en ofrecer el servicio de reparto con su bicicleta en áreas dentro de su comunidad.

“Como ya tenía la parrilla en mi casa pensé, se la voy a poner, y como me gusta a mí trabajar, pensé en la gente que necesita un repartidor y puse un letrero hecho con cartulina sobre mi bicicleta para ofrecerlo. La gente me habla y voy a hacer su mandado, cobro 10 pesos (0,52 dólares) si es aquí en Cortines o si es más lejos cobro el doble”, relató el niño.

Julio apenas comenzó su negocio el pasado lunes, pero gracias a las redes sociales se ha difundido su caso y ahora son muchos los clientes que solicitan su servicio.

“Como yo soy muy de estar en la bicicleta pensé tener este pequeño negocio. Me han tomado fotos para publicarlas en grupos de Facebook, otras redes sociales y difundirla por grupos de WhatsApp, así se ha ido enterando la gente”, dijo Julio.

La verdad es que su historia ha captado la atención de miles de personas, afortunadamente le ha ido tan bien que está considerando contratar a un empleado para que lo ayude.

“Tengo pensado que su veo que hay mucho trabajo puedo comprar otra bicicleta, invierto en la parrilla y en la caja y pongo a otro empleado a trabajar”, comentó el niño.

Actualmente trabaja de 6:00 am a 12:00 para poder ir a la escuela, cuando sale de clases a las 17:00 continúa trabajando durante una hora más.

Julio sueña con ser ingeniero bioquímico, está convencido de que también quiere tener su propio negocio para ser independiente económicamente. Asegura que el dinero que percibe a través de los ingresos generados por su trabajo lo guarda por si tiene alguna eventualidad o tiene que reparar su bicicleta.

A su corta edad, este niño le da un ejemplo al mundo con su actitud positiva, su disciplina y voluntad. Compártelo.

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!