Una niña de 14 años le dijo a su familia que tomaría una siesta, pero jamás despertó

Juliana Leyva Campos, de 14 años, vivía en San Diego, Estados Unidos con su familia, tenía una relación especial con su abuela Imelda Leyva, quien está devastada por su trágica y repentina partida.

La madre de July, como cariñosamente le llamaban, había sido encarcelada y no ha podido convivir con ella ni con sus hermanos.

La menor tenía días presentando síntomas asociados a la gripe, dolor de cabeza, de garganta y malestar general. El pasado 12 de febrero le dijo a su abuela que la amaba y que tomaría una siesta en el sofá para descansar porque se sentía mal, pero no despertó.

Al notar que no respiraba, su familia empezó a entrar en pánico y llamaron a los servicios de emergencia, la trasladaron al hospital donde los médicos confirmaron su fallecimiento.

Su abuela ofreció declaraciones a los medios de comunicación y dijo que no quería causar alarma pero que deberían prestar atención a los síntomas para prevenir. “Hice lo que haría cualquier abuela, llevé a mis otros nietos al médico porque también tenían síntomas de gripe, están siendo sometidos a tratamiento y los he estado vigilando”.

July murió por el virus de influenza, es la primera víctima mortal menor de edad de esta enfermedad. Las autoridades recomiendan a los ciudadanos vacunarse contra la gripe, visitar un médico si se presentan síntomas de influenza, lavarse las manos con frecuencia, mantenerse hidratado, cubrirse la boca al toser o estornudar y hacer reposo.

Los médicos investigan las causas del fallecimiento para confirmar la hipótesis, mientras tanto, su humilde familia lucha para recaudar fondos y darle el último adiós que se merece.

A través de una campaña de GoFundMe reúnen el dinero necesario para el funeral y la sepultura, hasta el momento han logrado recolectar 2.195 dólares de los 9.000 que necesitan para cubrir todos los gastos.

La solidaridad de muchas personas se ha hecho presente para ayudar a esta familia en un momento tan doloroso, esperamos que pronto logren llegar a la meta para que puedan despedirse de July de una manera digna.

La abuela de July, dice que su nieta se ha ido antes de tiempo, que le encantaría hacerle saber cuánto la extraña y que la quiere mucho. Su testimonio ha conmovido a miles de personas en las redes, a través de su experiencia la señora Imelda quiere alertar a otros sobre el peligro de este virus que puede ser letal.

TM / Univisión

Comparte esta noticia para ayudar a prevenir, y promover la colaboración con los seres queridos de July para su último adiós.

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!