Un joven vende su riñón para comprarse un iphone y termina con una discapacidad de por vida

En el año 2011, la historia de Xiao Wang conmocionó al mundo. Se trata de un joven de origen chino, en ese momento de 17 años, quien llevado por la obsesión de comprarse un teléfono iphone de moda, llegó demasiado lejos y ahora las consecuencias son irreversibles.

Al ver que sus padres no tenían los recursos suficientes para comprarle los dipositivos que tanto quería: un iphone 4 y un ipad 2, decidió vender nada menos que su riñón en el mercado negro.

El mercado negro de órganos en China es una de las grandes preocupaciones a nivel mundial.

La OMS calcula que una de cada 10 de este tipo de intervenciones se hacen de manera ilícita.

La alta demanda de órganos para transplantes y la suma pobreza de la población, lleva a las personas a hacer lo que sea por algo de dinero. Como le sucedió a Wang.

Para conseguir sus dispositivos, el estudiante de secundaria encontró a tres intermediarios en una plataforma de chat china en línea, llamada QQ, donde prometieron ayudarlo a realizar su sueño, pero a costa de su riñón, contactando a una clínica clandestina.

Los intermediarios vendieron el riñón a un paciente de manera ilegal y el receptor pagó 20.000 euros por la operación, así como 9.000 euros por el órgano. A Wang le pagaron apenas 2.600 euros, mientras que los intermediarios se quedaron con la mayoría del dinero.

Ahora, 8 años más tarde de la impactante noticia, se han revelado las consecuencias nefastas a las que se enfrenta el joven de ahora 25 años.

Wang está forzado a permanecer en cama y tendrá que pasar el resto de su vida conectado a una máquina de diálisis por la insuficiencia renal que padece. Tiene una discapacidad permanente, ha tenido que dejar sus estudios y vive de ayudas sociales, mientras sus padres tienen que velar por él las 24 horas del día.

Cuando en su momento, descubrieron los aparatos del chico, los padres no entendían cómo pudo conseguirlos si ellos no le habían dado el dinero. Lo obligaron a confesar la verdad, y entonces denunciaron el caso.

Nueve personas involucradas, incluídos los tres intermediarios y los dos médicos, fueron arrestadas por lesiones voluntarias.

Los tres intermediarios fueron encarcelados por tres a cinco años y los dos médicos, por tres años cada uno.

La familia del joven, por su parte, recibió una indemnización de 170.000 euros, pero el precio que el joven pagó para conseguir su capricho sin duda fue mucho más alto.

Los productos de Apple fueron una vez los aparatos electrónicos más deseables en China, pero su precio estaba fuera del alcance de muchas personas en el país.

Su historia conmocionó al país en ese momento, lo que llevó a que los iPhones fueran considerados como “máquinas de riñón” por los usuarios de Internet, un golpe bajo para Apple.

El precio de un iPhone puede suponer el salario mensual de un empleado de oficina en una gran ciudad.

Daily Mail

Es realmente increíble cómo un muchacho puede llegar a arriesgar su propia salud y hasta su vida, por una moda o por demostrar ser alguien frente a sus amistades. Esta historia debe ser compartida para crear conciencia.

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!