La emotiva reacción de un hombre sin hogar al ver la transformación que le cambió la vida

Es maravilloso cuando en el camino aparecen ángeles dispuestos a brindar su solidaridad y apoyo a quienes más lo necesitan. A veces un pequeño gesto puede cambiar por completo la vida de alguien y esta emotiva historia te lo comprobará.

José Antonio es un hombre con un gran corazón, ex-electricista y que por más de 25 años vivió en las calles y trabajaba como asistente de aparcamiento de coches sin licencia, necesitaba su trabajo para comprar sus alimentos.

Su apariencia física era desaliñada, de cabello gris despeinado, su barba estaba sucia pero con una mirada sincera y servicial. Este hombre después de una terrible depresión se quedó sin hogar, la calle fue su casa por muchos años, había perdido el rumbo de su vida.

Y así lo recuperó…

José, es una persona que sabe hacerse sentir con su gran humildad, era un espectáculo habitual en la plaza del pueblo en Mallorca.

El dueño del salón de belleza conocía del gentilicio y la mística de José y le quiso regalar un servicio completo en su establecimiento… ¡Lo que nunca se esperaron es que ese regalo marcaría un antes y un después en la vida de este sencillo y humilde hombre!

Este hombre sin hogar recibió una invitación que le dio a su vida un giro de 360 grados.

José Antonio entró al salón para un cambio físico, pero eso no fue lo mejor… El agua, jabón, tijeras, pinzas, cepillo, en fin cada mano y gesto de atención y cariño del personal del salón ayudaron a que este hombre dejara atrás no solo aquella apariencia gris que lo acompañó por años sino que ayudaron a refrescar su alma de esos momentos tristes para dar inicio a nuevos días llenos de entusiasmo y alegría.

VER TAMBIÉN:  El calendario de estos bomberos sube la temperatura en las redes por una buena causa

Ese día en el salón de belleza no solo cambió el físico de este hombre… ¡Le cambió la vida!

El cambio fue tan grande que el propietario de un bar local le sirvió una cerveza en una terraza en la plaza en Mallorca, donde pasa sus días cuidando vehículos y ayudando a los conductores de automóviles para que encuentren un espacio para aparcar.

Muchos de estos habituales conductores se han retirado sin reconocer que se trataba del mismo hombre que ha estado en el mismo lugar un día tras otro.

Con esta nueva apariencia  y a sus 55 años de edad, también ha llamado la atención de varias admiradoras.  ¡Genial!

Cuando vio los resultados de su cambio, su emoción lo supero y su rostro se cubrió de las más sentidas lagrimas que lo dejaron sin aliento.

“Dios mío, esto es increíble, este soy yo? Estoy tan diferente, nadie me va a reconocer a menos que yo les diga quién soy”

Definitivamente parecía otro hombre, se veía completamente diferente.

Ya no había cabellos grises, ralos, sin forma. Estaban teñidos de negros, cortos, con forma.

Las cámaras lo siguieron mientras se ponía un par de gafas y salió a las calles del barrio donde todo el mundo lo conoce por su apodo de Josete.

Estaba vestido con una camisa blanca impecable y pantalones pitillo rojos.

Las reacciones en la calle se hicieron sentir rápidamente, un par de mujeres se detuvieron para felicitarlo por su aspecto.

José pidió una cerveza en un bar con terraza ubicado justo al lado de donde pasa la mayor parte de sus días, no pudo contener la risa mientras el camarero se alejaba sin reconocerlo antes de revelar su verdadera identidad. Un local no pudo resistirse a preguntarle: “¿Dónde está su Ferrari, amigo?”

VER TAMBIÉN:  Un hombre ciego fue obligado a sentarse en el suelo durante un viaje en tren de 3 horas

El video del cambio fue grabado en la capital de Mallorca Palma en julio de 2015 pero ha sido publicado recientemente. Se ha hecho viral en las redes y tocado las fibras más profundas de quienes lo han visto.

José Antonio ya no vive en las calles y ha admitido una entrevista en un canal de televisión española, que el propietario de la peluquería Salva García le reveló que había recibido asistencia financiera de una empresa que desea permanecer en el anonimato. “No fue sólo un cambio de look. Cambio mi vida. Lo que quiero ahora es un buen trabajo”.

Este hombre ahora conserva su cabello gris, peinado hacia atrás, está muy bien afeitado y ha conservado un aspecto más saludable. Sigue buscando un trabajo.

Comparte esta encantadora historia con tus amigos y familiares, que bonito es saber que existen ángeles en la tierra que cambian para bien la vida de las personas.

NUESTRO VIDEO DEL DIA

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!