Después de 15 años engañado descubre que no es el verdadero padre de su hija

Joseph Cartellone es un padre de familia que recibió un regalo de su hija Rebecca. Querían charlar sobre su historia familiar y decidieron probar las populares pruebas de ADN en donde se muestran los diferentes rastros genéticos que una persona posee desde diferentes partes del mundo.

En ese momento no podían imaginar que esto se convertiría en una pesadilla para ellos.

La familia Cartellone vive en la ciudad de Delaware en Ohio.

En cuanto recibieron el regalo, Rebecca siguió las instrucciones y mandó a analizar una muestra de su sangre. Dos meses después, cuando vieron los resultados, Joseph no podía entender cómo no había ningún rastro de su ascendencia italiana.

La familia de Jennifer sí aparecía correctamente reflejada en los resultados así que empezaron a sospechar que algo no andaba nada bien.

“Primero estaba confundido pero luego quedé en shock. ¿Cómo es posible que esto sucediera?”.

Años atrás, Joseph y su esposa enfrentaron ciertos problemas par concebir. Acudieron a un clínica de fertilidad en donde comenzaron un tratamiento para dar a luz a través de la fertilización in vitro.

Poco después nació la pequeña Rebecca y todo pareció exitoso. Por desgracia, parece que la clínica no utilizó la esperma de Joseph como se había acordado; sino la de alguien más.

Rebecca tiene 25 años.

La familia se sintió sumamente indignada al descubrir el profundo engaño que habían sufrido durante años. Para estar seguros realizaron un par de pruebas genéticas a Rebecca y a su padre y todas decían lo mismo: no estaban emparentados.

Ahora, los Cartellone se encuentran tomando medidas legales contra la clínica para asegurarse de que este inaceptable tipo de accidentes no vuelvan a ocurrir.

“Esto ha sido extremadamente difícil para mi familia. Haré lo que sea para llegar al fondo del asunto”.

La clínica, por su parte, no ha querido dar muchas declaraciones al respecto. Aseguran que están realizando investigaciones sobre una confusión que ocurrió en los años 90 pero no pueden hablar más hasta que el juicio tenga lugar.

La fertilización in vitro tuvo lugar en The Christ Hospital and Ovation Fertility.

Lo que debía convertirse en un bonito momento familiar para poder profundizar más sobre la historia de sus antepasados, se ha convertido en uno de los momentos más difíciles para esta unida familia. Esperamos que puedan llegar al fondo de todo esto y se tomen medidas legales para responder por esta enorme confusión.

Comparte esta nota para exigir mayor claridad en este tipo de procedimientos que resultan tan vitales en miles de familias de todo el mundo.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!