Un niño de 6 años celebra que le ganó la batalla al cáncer el día de su última quimioterapia

Jimmy Spagnolo tiene 6 años y ha estado luchando contra el cáncer. El 14 de septiembre de 2010 fue diagnosticado con un tumor cerebral cuando solamente tenía cuatro meses de edad. Los médicos dijeron que no podía operarse pero sus padres jamás perdieron la fe.

El pasado dos de febrero Jimmy vestido de Superman sonó la campana del Hospital de Pittsburgh en Estados Unidos para celebrar que ha terminado los ciclos de quimioterapia.

Es una tradición en este hospital para anunciar que el paciente ganó la batalla, así que Jimmy entre saltos de emoción y risas la tocó con mucha algarabía.

Jimmy finished a yearlong chemotherapy treatment yesterday and rang the bell with his family and the staff to celebrate. The bell signifies so many emotions – it can signify the sound of tears, strength, fear, courage, doubt, satisfaction, relief and happiness all coming through as one as people around them cheer this accomplishment. The sound of that bell resonates in more ways than one. The emotion in the room is just unbelievable. You can help kids like Jimmy! Donate today at www.givetochildrens.org/donate.Follow his journey at I'm praying for Jimmy Spagnolo.

Publiée par UPMC Children's Hospital of Pittsburgh sur Vendredi 3 février 2017

El sonido de la campana simboliza las emociones de vencer el cáncer, la tristeza, el miedo, la valentía y sobre todo la alegría de tener una nueva oportunidad.

Después de tres meses del diagnóstico de Jimmy, los tumores de su cerebro se redujeron al menos en un 10%, seis meses después en un 25% y cada vez todo marchaba mejor. Fue superando los obstáculos y poco a poco respondiendo favorablemente al tratamiento, en septiembre de 2012 se habían reducido los tumores pero había puntos nuevos de tumor en el cerebro de Jimmy. Ha sido un largo camino.

VER TAMBIÉN:  El estremecedor testimonio de un joven que sobrevivió de milagro al colapso del puente en Miami

En septiembre de 2016, el tumor casi había desaparecido por completo pero aparecieron diez nuevos puntos en su resonancia magnética. Después de seis meses de tratamiento han desaparecido siete de las manchas.

Sus padres han creado una página de Facebook para compartir el seguimiento de su lucha, puedes visitarla aquí.

Jimmy se siente mucho mejor, está en el jardín de infancia cursando primer grado y ha mejorado mucho. Es un verdadero milagro que haya vencido todo pronóstico para librar la batalla más importante de su vida y crecer junto a su familia rodeado de amor.

En esta imagen está junto a su madre Lacie, su papá y su hermana Lily.

¡Bravo Jimmy! Celebramos contigo en nombre de todos los niños que luchan contra esta dura enfermedad, los milagros sí existen. Compártelo.

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!