Le preocupaba un extraño Jeep aparcado durante semanas hasta que decide hablar con el conductor

Jake Holloway había estado frecuentando durante semanas un local del Walmart cercano a su domicilio, en Iowa. Un Jeep aparcado en el estacionamiento el mismo número de veces que acudió al lugar, llamó su atención. Desde luego, no era nada normal…

Jake fue sorprendido por el extraño vehículo en un estacionamiento de Walmart, en Altoona.

Cuando se acercó a comprobarlo, quedó completamente aturdido. Al ver de cerca al vehículo pudo ver una calcomanía en la ventana trasera que decía:

 “Serví en Irak” .

Eso indicaba que el auto estaba relacionado con algún valeroso soldado, y la curiosidad de Jake iba en aumento.

Resuelto a hablar con la persona que estaría dentro, se quedó totalmente en shock con lo que encontró.

Supo que se llamaba Nick. El veterano le contó que a pesar de haber servido a su país en el campo de batalla, estaba atravesando por los momentos más difíciles desde que regresó. Su esposa lo lo abandonó apenas llegó a casa y todo lo que tenía a su nombre era su Jeep y su leal amigo, un perro boxer.

A Nick no le quedó más remedio que pasar varias noches durmiendo en su Jeep.

Aparentemente, Nick había sido contratado recientemente por el Departamento de Transporte, pero aún no había recibido ningún cheque de pago, por lo que Jack decidió que ante tan desgarradora historia no podía quedarse de brazos cruzados.

Jack publicó la historia en Facebook, era el única arma que tenía para lograr tocar corazones y entre todos hacer algo por Nick.

“Le dije que me gustaba su jeep. Y a él le gustaba mi Toyota. Y le pregunté si estaba bien. Me dijo que se quedó solo con su Jeep y su perro. Dijo que había comenzado a vender cosas del Jeep para conseguir algo de dinero”, es parte del mensaje de Jack.

“Me rompió el corazón. Si quieres hacer algo por alguien de manera solidaria, por favor… Si lo ves, ¡que algo bondadoso salga de tu corazón! Haz algo bueno por él o su mejor amigo (el perro boxer). Unos pocos dólares. Un regalo. Algo de comida para perros. Esa es mi petición. Me enferma ver a un soldado en la calle”, continuó Jack.

La publicación de Jack rápidamente se hizo viral llegando al corazón de muchos en Altoona y siendo compartida más de 6.000 veces.

Docenas de personas se detuvieron en Walmart para darle a Nick todo lo que pudieron, desde tarjetas de regalo hasta dinero, y algunas personas incluso trajeron comida para su leal amigo, su perro.

Un alma bondadosa incluso pagó la estadía total en un hotel durante una semana para Nick, y cómo no, para su perro también.

La ola de solidaridad hacia Nick, que pasó 17 años en el ejército e hizo cuatro giras en el extranjero, fue sencillamente emocionante. La gente hacía lo que fuera por ayudar a un veterano de guerra, mientras recibía su primer cheque de pago.

Facebook

Es de aplaudir el gesto de tantas personas, pero sobre todo la decisión de Jack de haber hecho algo al respecto. Fácilmente podría haber continuado con su vida y nunca haber hecho nada, pero en su lugar quiso asegurarse de que Nick tuviera al menos una mínima recompensa por sus años de servicio, la que el gobierno debería brindar a todos los que dan la vida por su nación.

¡Comparte esta emotiva historia con tus amigos!

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!