Jason Momoa llama a un niño fanático de Aquaman que lucha contra un tumor cerebral

Joseph Jason Namakaeha Momoa es un actor, locutor, escritor, productor y director estadounidense quien, como todas las figuras que encarnan personajes de superhéroes, también tiene sus súper fans de todas las edades.

En este caso se trata de Danny Sheehan, un pequeñito de siete años de edad que enloquece con Aquaman. Lamentablemente, a Danny le fue diagnosticada una rara forma de cáncer cerebral que lo mantiene bajo estricta vigilancia médica.

Este niño se volvió noticia viral cuando, hace tan solo unos días cuando apareció en unas imágenes desenvolviendo un misterioso regalo. Al darse cuenta de lo que era gritó emocionado: “¡Aquaman!”.

A través sus cuentas en las plataformas digitales, Momoa explicó que fue la comunidad, los amigos y la familia en línea quienes le informaron sobre este hermoso pequeño que batalla todos los días en una sala de quimioterapia.

“Danny está pasando por quimioterapia y tiene cáncer. Me dijo que ‘estaba bien’. Hablamos de su amor por los delfines. Me mostró su figura de Aquaman. Haré lo posible por que pueda nadar con ellos algún día”, dijo Jason.

Momoa se acercó a Warner Bros, en las redes sociales para alentar al estudio a enviar a Danny un tridente de Aquaman personalizado, e incluyó más información sobre su dulce historia, a través de un enlace en su página social.

Asimismo, pudo enterarse de que el pequeño presentó los primeros síntomas cuando tenía tan solo cuatro años de edad. Tenía una “masa anormal” en el cerebro. Tuvo que someterse a una cirugía para tratar la hidrocefalia causada por este agresivo tumor.

Desde su diagnóstico, Danny ha estado luchando contra la enfermedad, siempre de la mano de sus padres y de la comunidad. Incluso una famosa red social le dedicó una página desde donde puede comunicarse con todos sus amigos, conocidos y gente solidarizada con su situación.

“Gracias por hacer esta llamada y por hacer de Danny el niño más feliz de todos los tiempos. ¡No puede esperar para montar delfines con #AQUAMAN!”, se lee en la publicación.

Y, en verdad, resulta un gesto de encomiable nobleza el realizado por este actor hawaiano. Pero, también el de todos los que compartieron el video e hicieron posible lo aparentemente impensable: que Danny conociera por fin a su héroe. El corazón de cientos de miles de espectadores se llenó de gozo, de gratitud y de amor.

Estar siempre agradecidos es muy saludable para el espíritu. Pero, es mejor aún si no guardamos las “gracias” y aprovechamos cada oportunidad para hacerle saber a los demás nuestro agradecimiento por haber contribuido a sobrellevar, de alguna manera, nuestro diario existir.

La gratitud es un valor que se nutre y se fortalece al practicarlo constantemente. Gracias a los que puedan hacer feliz a Danny compartiendo su valentía e ilusión por la vida.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!