Su pediatra y su madre la pusieron a dieta a los 3 años y ahora pesa 281 kilos

Una mujer que pesa 281 kilos ha revelado que su madre adoptiva la puso a dieta cuando era una pequeña niña y que esto la volvió adicta a la comida, tras años de prohibirle comer lo que le gustaba.

Janine Mueller fue adoptada a los dos meses de edad por su familia, convirtiéndose en la más pequeña de tres niños y la única mujer. La agencia de adopción le advirtió a sus padres que su madre biológica era una “mujer obesa”.

“Mi mamá, Dios la bendiga, se tomó muy a pecho y esperaba que yo me volviera gorda” explicó Janine en la televisión, durante su participación en el reality show de TLC llamado “My 600lb Life”.

“Para mi mamá fue una obsesión. Estaba constantemente preocupada por mi peso, todo el tiempo” recuerda la mujer.

Janine en brazos de su madre adoptiva.

Siendo muy pequeña su madre la sometió a dietas rigurosas temiendo que se volviera obesa.

Cuando tenía apenas 3 años, la madre de Janine y el pediatra decidieron que era hora de someterla a dieta por primera vez.

“Cuando tenía 4, el mismo pediatra decidió que era una buena idea empezar a tomar pastillas de dieta. Eso empezó a afectarme porque las píldoras me generaban los mismos efectos colaterales que las anfetaminas”.

“Mi vida nunca fue igual después de eso” cuenta apenada Janine.

Mientras crecía, su peso continuó siendo el “foco central” de su relación con su madre.

“Mi mamá siempre estaba arriba mío con la dieta, siempre diciéndome algo sobre mi comida. Todavía puedo sentirla en mi cabeza gritándome que parara de comer”.

“Me hizo sentir que había algo muy mal conmigo y que era la decepción de mis padres” recuerda Janine con tristeza.

La familia Mueller completa.

VER TAMBIÉN:  Él quiso sorprender a su mamá con esta foto, pero no se dio cuenta de un pervertido detalle

“Ellos querían tener a una adorable y pequeña hija, y en lugar de ser una adorable, pequeña, rubia y amorosa pequeña, me tuvieron a mí”.

El peso de Janine comenzó a aumentar y se fue de control después de la muerte de sus padres, y ahora tiene que depender de un scooter para moverse porque sus rodillas están tan lastimadas que no puede caminar.

En el episodio del programa, Janine toma la decisión de dejar su natal Seattle, Washington para viajar a otra ciudad de Estados Unidos, Houston, Texas, donde buscará recibir el tratamiento para perder peso del cirujano Younan Nowzaradan. 

Sin embargo, el vuelo podría ser demasiado para su cuerpo. “Sé que mi cuerpo no puede soportar el viaje pero tengo que hacerlo”.

Janine ha batallado toda su vida con su peso.

Su cuerpo no soporta el peso y sus rodillas están muy dañadas.

“He probado tantas cosas para tener mi peso bajo control, y cada cosa que probé, falló. Entonces sé que esto es, literalmente, mi última oportunidad de recibir la ayuda que necesito para darle un vuelco a mi vida. No puedo fallar en esto. Pero estoy muy nerviosa” dice ante las cámaras.

Janine admite que pocas veces sale de la casa porque no puede soportar que la gente la mire, algo que sabe que puede pasar en el aeropuerto.

“Sé que esto va a ser como un freak show, y que todos van a mirarme y señalarme como la mujer obesa que no puede caminar por sí misma” dice.

“Esa es una de las razones por las que apenas salgo o voy a algún lado, porque odio cuando la gente me mira. Es humillante”.

Janine sale pocas veces, la mayoría para comprar comida.

VER TAMBIÉN:  Un pasajero del autobús la atacó brutalmente "por llevar pantalones cortos" durante el Ramadán

TLC

Sola en su casa, todo lo que hace es comer.

Ahora Janine enfrentará un nuevo mundo, esperando encontrar el tratamiento que le haga perder peso y pueda tener una vida normal.

¿Qué piensas de Janine? ¿Logrará controlar su peso? Dinos qué piensas y comparte la nota.

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!