Jamás pensó que su esposo sería capaz de hacerle tanto daño tras sobrevivir a un grave accidente

Es triste saber que las personas que más amas te abandonan justo cuando más los necesitas, esto es lo que le ocurrió a Courtney Cosper Waldon, quien desde la tristeza ha contado su historia para que sea conocida.

Courtney Waldon de Georgia, fue víctima de un horroroso accidente, sufrió graves quemaduras en un incendio. Las heridas de su cuerpo han sido terribles, en especial las de las manos y el rostro.

ADVERTENCIA: LA SIGUIENTE IMAGEN PUEDE HERIR SENSIBILIDADES

Estas heridas por poco la llevan a perderlo todo; se quedó sin hogar, sin trabajo y dos semanas después también se quedó sin su marido, quien prefirió dejarla por su nuevo aspecto, después de las quemaduras.

Courtney sufrió quemaduras de tercer grado en el rostro, el 40% de su cuerpo se vio gravemente afectado por el fuego generado tras verter gasolina en una fogata en septiembre del año pasado.

Ella tenía 27 años cuando ocurrió el accidente. Fue llevada al hospital y tuvieron que colocarla en estado de coma inducido durante un mes por la gravedad de sus heridas.

Tan solo dos semanas después de despertar del coma su marido le dijo que la abandonaba, junto a su hija de 5 años, Caroline.

Fue difícil para Courtney rehacer toda su vida, pues perdió su hogar y debido a la gravedad de sus heridas le fue imposible regresar a trabajar, Sin embargo, Courtney tenía una muy buena razón para o darse por vencida; su hija.

“Pasé de ser una chica bonita, recién casada y feliz, a tener una vida en la que apenas podía vestirme por mí misma y necesitaban ayudarme en todas las actividades del día a día”

Courtney ha tenido que someterse a una cirugía láser cada mes desde que ocurrió el accidente, también le han realizado injertos en la piel. Incluso tuvo que aprender a caminar de nuevo.

VER TAMBIÉN:  Un simple tatuaje que cambia de color podría salvar muchas vidas

Cada cirugía ha costado 11.000 dólares, pero no eran los únicos gastos que tenía ahora que se había quedado sin empleo y se había convertido en madre soltera.

Los familiares de Courtney la ayudaron a abrir una campaña en Go Found Me, para poder cubrir las facturas medicas de si rehabilitación y ayudar a su hija en las necesidades básicas. Puedes visitarla aquí. 

Aún tiene que someterse a otras 12 cirugías láser más en los próximos 2 años, según lo que han pronosticado los médicos.

“Fue muy difícil aceptar lo que había pasado en mi vida. La primera vez que me miré en el espejo me puse tan mal que casi me desmayo”

“Fue horrible y complicado volver a salir a la calle. Tenía todas las miradas sobre mí, parecía que la gente acababa de ver a un monstruo“.

Sé que estoy mejorando cada día y también trato de sentirme en paz conmigo misma aunque aún sigo sintiendo las miradas sobre mí, me estoy recuperando física y psicológicamente”

“Recuerdo cada segundo del accidente, desde el momento en que la gasolina fue vertida en la fogata hasta el momento de sentir que estaba en llamas todo mi cuerpo”.

“Me tiré al suelo y rodé en un intento de apagar las llamas. Estaba llorando y me sentía desesperada”

Cuando Courtney despertó del coma inducido y se enfrentó al nuevo rumbo que había tomado su vida, también tuvo que aceptar cómo su marido se alejaba de su lado.

Él  me dejó diciendo no podía manejar la situación. Fue como recibir una bofetada en la cara. Intenté y le rogué para que se quedara, aunque yo estuviera mal, nuestra hija no se merecía eso

“Hubo momentos en los que quise darme por vencida, la nueva situación estuvo a punto de sobrepasarme pero tenía que pensar en mi hija Caroline. No la trajeron al hospital, así que la primera vez que la volví a ver fue cuando regresé a casa. Su reacción me alentó aún más, ella fue muy valiente y me transmitió todos los ánimos del mundo”.

“Cuando escuchó mi voz se acercó y me dio un gran abrazo. Ella ha sido increíble. Cuando tuve problemas para caminar me decía que la tomara de la mano”

Cuando las facturas médicas excedieron el límite de lo que Courtney era capaz de pagar, tuvo que abandonar el que era su hogar, permanecieron con su familia en Tallapoosa, Georgia hasta que fueran capaces de trasladarse a una casa propia.

VER TAMBIÉN:  El error de esta vlogger mientras se grababa comiendo "aloe vera" casi le cuesta la vida

Muchas personas se han solidarizado con ella, pues la conocían desde antes del accidente y sabían que no se merecía eso, tenían que ayudarla.

La iglesia local y vecinos organizaron un donativo para construir una casa pequeña. Los familiares de Courtney han ayudado en todo momento para construir una casa en la que ellas estuvieran seguras. Han recaudado buenas donaciones, en la plataforma de GoFundMe casi alcanzan los 300 mil dólares. Gracias a todas esas donaciones la casa ya está siendo construida.

Hay empresas constructoras que también han colaborado con este proyecto, donando materiales como el hormigón, un sistema de calefacción y aire acondicionado, también han aportando con el servicio de mano de obra.

Gracias al apoyo que le han brindado todos, Courtney ha recuperado la esperanza, al mismo tiempo piensa que dentro de muy poco ella también podrá ser capaz de ayudar a otras personas, tanto como ha sido ayudada en estos momentos tan difíciles.

“Cada día tengo más esperanzas, estoy aquí por una razón, tengo esperanzas en el futuro espero poder ayudar a otros que han tenido accidentes donde lo han perdido todo.”

Daily Mail

Esta historia es digna de admirar, no solo por la tenacidad y coraje que ha tenido Courtney para enfrentarse a los problemas, sino que también las personas a su alrededor han demostrado que son capaces de ayudar desinteresadamente a quienes realmente lo necesitan.

Comparte esta historia, pues puede darle esperanzas a quien lo necesite.

NUESTRO VIDEO DEL DIA

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!