Tras 11 años perdiendo progresivamente su audición descubre un objeto alojado en su oído

Esta madre de dos niños entró en crisis al descubrir la razón por la cual había dejado de oír bien durante 11 años. Jade Harris, de 28 años, decidió visitar a un especialista cuando sus problemas de audición se agravaron.

La mujer reconoce que desde hace 11 años empezó a tener dificultades con su audición, la cual había ido empeorando paulatinamente hasta dejarla, prácticamente, sin poder oír.

Jade decidió visitar a su médico de cabecera, pero en el consultorio la situación se complicó e imposibilitada para escuchar, la mujer fue llevada al hospital. En el centro de salud, una enfermera introdujo una jeringa con agua para destapar el oído mediante presión. Sin embargo, todos los intentos fueron en vano. Finalmente, la mujer fue trasladada hasta el Hospital Derriford en Plymouth.

En el centro de salud los médicos quedaron impactados al descubrir lo que realmente ocurría: Jade Harris tenía un proyectil de BB Pellet alojada en su oído izquierdo.

De inmediato, los médicos procedieron a retirar el objeto. Con ayuda de un gancho de metal pudieron retirarla y la mujer recuperó su audición automáticamente.

«Tan pronto como salió se sintió increíble y al instante pude escuchar mejor. Mi voz sonaba diferente y el viento que me golpea se siente realmente extraño. Dentro de mi oreja había una parte roja donde estaba alojado el objeto pero mi oreja estaba realmente limpia, ya que no había entrado nada”, recuerda Jade.

Sorprendentemente, la mujer había tenido el objeto alojado en su oído por más de una década sin saber que lo tenía. Jade no había buscado nunca ayuda de un especialista que pudiera tratar su problema de audición.

De forma contraria, la mujer se acostumbró a vivir con el problema auditivo mientras que su sentido iba disminuyendo progresivamente. Sus hijos se quejaban constantemente por el alto volumen con el que oía su televisión pero la madre no dio la debida atención.

«Todos se quejaban porque hablaba en voz alta cuando gritaba mucho porque no me escuchaba. Me sentí muy mal por no poder escuchar correctamente y fue muy embarazoso. No me dolía la oreja, pero tuve que subir la tele y les decía constantemente:» ¿qué dijiste? » y «perdón» a la gente. Esto se prolongó durante 11 años, todos siempre se reían y decían que necesitaba que me revisaran la audición», confesó la Sra. Harris.

Muchos se preguntan cómo es posible que el objeto llegara hasta el oído de Jade y esta mujer parece tener la respuesta, pues recuerda que en una oportunidad estaba jugando con el juguete de aire comprimido durante una celebración en casa.

En esa ocasión, un amigo de la familia accionó el juguete y el proyectil rebotó en un vaso, golpeando a la mujer para finalmente perderse. Esto ocurrió cuando Jade tenía 17 años y, aparentemente, desde ese momento tuvo el objeto introducido en su oído izquierdo.

Kennedy News and Media

Después de retirar el objeto, los médicos dieron un spray a Jade para aliviar el enrojecimiento, el cual sanó después de unas semanas. Ahora la mujer está contenta porque su vida volvió a la normalidad.

Su problema de audición la había mantenido aislada, pues evitaba ir a lugares muy ruidosos porque le ocasionaban malestar. De igual forma, ha podido ir a nadar con sus hijas, una actividad que no realizaba porque siempre terminaba con dolor en sus oídos.

Comparte el incidente de esta mujer y alerta a tus amigos sobre la importancia de un chequeo ante cualquier malestar o anomalía. Esto pudo evitarle tal inconvenientes¡ a la Sra. Harris.