La tierna foto de su bebé en el parque les alertó sobre la presencia de una grave enfermedad

Durante los primeros años de todo bebé los padres se encuentran atentos a cualquier detalle para asegurar por completo la salud y el bienestar de sus hijos. Pero en ocasiones, los bebés puedan presentar síntomas verdaderamente difíciles de detectar a tiempo.

La bebé tan solo tenía 23 meses de edad cuando empezaron a aparecer los primeros síntomas.

Durante varios meses, Izzy comenzó a mostrar síntomas que sus padres ahora recuerdan como importantes señales de la terrible noticia que recibieron sobre la salud de su pequeña.

“Ella estaba cansada. Había tenido gripe y algunos virus. También tenía algunos hematomas en sus piernas. Pero pensamos que se trataba de enfermedades menores y de los pequeños golpes que son normales en la niñez”.

Sin embargo, un día Dave y su esposa Vicky se encontraban en el parque y decidieron tomar una foto para capturar un hermoso momento de su bebé en los columpios. En la foto se puede observar que Izzy se encuentra verdaderamente somnolienta y fue entonces cuando comenzaron a sospechar que podría tratarse de algo mucho más serio.

“Fue una tarde en los columpios. Cuando me di la vuelta se había caído. Estaba somnolienta y se quedó dormida pero no pensé mucho en eso. Pensé que era un lindo momento y le tomé una foto”.

Sin embargo, más adelante se dieron cuenta de que la pequeña tenía una erupción en su piel y algo de fiebre así que decidieron acudir al médico. Después de varias pruebas quedaron completamente devastados con la noticia: Su pequeña tenía leucemia.

“Nos dimos cuenta de que era parte de los síntomas. Lo que había capturado era a mi hija mostrando síntomas de algo mucho más siniestro”.

Decidieron no perder el tiempo y una semana después Izzy comenzó el tratamiento. Tuvo que pasar su segundo cumpleaños en el Hospital para Niños de Birmingham pero su salud parece mejorar cada vez más.

VER TAMBIÉN:  Una mujer italiana indemnizará a su esposo con 15 mil euros tras engañarlo con un sacerdote

Izzy ya cumplió tres años de edad y ha entrado en remisión.

Izzy se está sometiendo a un tratamiento experimental así que no ha tenido que recibir sesiones de quimioterapias tan agresivas.

Estamos muy optimistas. No ha tenido que recibir tantos esteroides porque forma parte de un tratamiento experimental”.

Daily Mail

Esperamos que la pequeña Izzy continúe ganando la batalla contra esta enfermedad y pronto pueda volver a disfrutar por completo de su infancia junto a sus padres.

Te invitamos a compartir esta nota para ayudar a crear conciencia sobre lo mucho que los pequeños detalles pueden decirnos sobre la salud.

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!