Invierte 50 mil dólares para transformar su cuerpo sin importar ser rechazada por su apariencia

Dicen que lo normal es que todos seamos diferentes, sin embargo, hay quienes insisten en querer lucir de tal manera que transforman todo su ser y logran que todas las miradas se fijen en un cuerpo que simule una expresión artística.

Lina L, es una mujer que desde hace una década se convirtió en una amante del arte y el color transformando su cuerpo en un lienzo para derrumbar todos los estigmas contra las modificaciones del cuerpo.

Se da a conocer con el nombre de Cigno.

Lina ha cubierto todo su cuerpo con tatuajes de tal manera que quiere ser reconocida como “una obra de arte viva”.

Procedente de Alemania y con un trabajo en el que los tatuajes eran mal vistos, decidió renunciar a su vida de oficina, viajar a Los Ángeles y comenzar una nueva vida llena de color y tatuajes diversos sin ser señalada por lucir diferente. Al respecto comenta:

Se siente como si tuviera que demostrarme algo. Incluso en 2020, las personas con arte corporal son estigmatizadas. A pesar del hecho de que los tatuajes se están volviendo más comunes, algunas personas aún tienen puntos de vista negativos hacia quienes tienen tatuajes.

Cuando se percibe que una persona se desvía de la corriente principal, se le critica o se le glorifica por ser diferente.”

Lina intenta demostrar que están equivocados al menospreciar o subestimar a las personas por su apariencia, destaca que muchas personas eligen actividades cotidianas para adaptarse a las expectativas de una sociedad cada vez más discriminatoria. 

Insiste en que su aspecto no tiene nada que ver con su formación, incluso muchas personas se sorprenden al saber que tiene una carrera y alto nivel de educación.

Fue reclutada por SuicideGirls, un sitio web de modelaje.

Hasta la fecha Lina ha gastado más de 50.000 dólares en tatuajes, implantes mamarios, cirugías de orejas y muchos otros detalles para lograr lo que hoy días es, dentro de poco espera obtener una lengua dividida con la que quizá muchos se queden desconcertados al verla hablar.

Para Lina no hay límites, desde que era una adolescente ha sentido fascinación por los tatuajes y transformar su piel.

Se está preparando para participar en una sesión de fotos con Inked Magazine.

Destaca que un día algo en su mente se activó y decidió trasformar su cuerpo radicalmente y ser la mejor versión de sí misma.

Insiste en que para transformar el cuerpo, primero hay que transformar la mente, una cuestión de actitud en la que hay que trabajar todos los días para convertirse en quien quieras ser.

Destaca que la autoexpresión significa algo diferente para cada individuo.

Lina ha aprendido varios idiomas, ha viajado por el mundo enfrentado dificultades y tomado decisiones contundentes.

A través de las modificaciones de su cuerpo siente que se puede expresar libremente sin temor a ser perjudicada ni mucho menos juzgada.

Una mente sana es necesaria para transformar el cuerpo.

Aunque al principio sus familiares y amigos estaban preocupados por el cambio, ahora la aceptan como es.

Los padres quieren verte como la niña perfecta que han traído a esta vida y quieren que sigas igual. Ahora han aceptado completamente mi camino y me brindan un apoyo increíble.”

Lina quiere promover la premisa de ser ella misma sin el afán de complacer a otros, dice que lo más importante de todo es estar consciente de las transformaciones que le haces a tu cuerpo y aceptar los cambios. Ver su cuerpo como un templo fue realmente lo que cambió la vida.

El verdadero cambio comienza por nuestra mente. Comparte el testimonio de esta valiente mujer que ha sido una inspiración para romper los esquemas.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!