Su hijo abre la puerta e interrumpe su transmisión en vivo para la televisión

Desde comienzos de la pandemia, muchas personas como Deborah Haynes, han tenido que cambiar por completo su manera de trabajar. Gracias a la tecnología, la mayoría puede continuar realizando sus labores desde casa y se comunican a través de vídeo llamadas cada vez que es necesario.

Deborah Haynes forma parte del equipo de Sky News como Editora de Asuntos Exteriores.

Como es de esperar, algunos no están acostumbrados del todo a esta modalidad y esto puede resultar en los pequeños de la casa robando la cámara y convirtiéndose en el centro de atención de una conferencia o hasta de una transmisión en vivo.

Deborah vive con su familia en el Reino Unido.

Hace un par de días Deborah se dispuso a realizar una entrevista en vivo desde la comodidad de su casa. Pasó los primeros minutos hablando tranquilamente con sus colegas sobre la situación en Reino Unido y las declaraciones del político David Cameron. Sin embargo, todo esto se vio interrumpido cuando su hijo llega a la habitación.

“Lo siento mucho. Mi hijo acaba de llegar”, se disculpa Deborah.

El pequeño entra con paso decidido y se acerca hasta su madre para hablar de un asunto que en ocasiones es mucho más importante que cualquier debate político: galletas.

Al comienzo, Deborah no sabe muy bien cómo lidiar con la situación y le pide a su hijo que espere unos segundos antes de poder atenderlo. Sin embargo, el dulce niño está decidido a luchar por sus golosinas y pregunta un par de veces:

“¿Puedo comer dos galletas?, pregunta el niño tiernamente.

Deborah vuelve a disculparse con la cámara y se detiene por unos minutos para decirle a su hijo que puede tomar las galletas. Desde el estudio de SkyNews decidieron brindar un poco de apoyo a la madre y detuvieron la transmisión para que el pequeño recibiera sus galletas. Mark Austin, el colega de Deborah, bromeó un poco sobre el asunto.

“Le daremos un poco de tiempo a Deborah para que se dedique a sus deberes familiares”, dijo con una sonrisa.

El vídeo no tardó en volverse viral. Cientos de personas en el mundo entero están comentando lo adorable que resultó el pequeño y lo mucho que merece comerse todas las galletas que desee.

Otros, en cambio; no se sintieron felices con la decisión de cortar la transmisión. Muchos querían ver más al niño que supo luchar por sus golosinas.

¿Quién podría decirle que no a este pequeño? No dudes en compartir este vídeo que ha dejado a muchos con una enorme sonrisa en el rostro.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!