Un divertido día de piscina terminó en la sala de urgencias por culpa de su traje de baño

Cuando es hora de llevar a los niños a la piscina, piensas en llevar bloqueador solar, toallas, recordarles cada cinco minutos no correr cerca del agua y lo que decía la abuela: “no nadar después de comer”. Pero el pequeño Jack, con todo eso, terminó en la sala de urgencias por un pequeño detalle que nadie había imaginado.

Jack Collins estaba con su mamá en la piscina de un hotel, jugando con el agua como cualquier niño. Las cosas iban muy bien hasta que, al terminar de nadar, su madre intentó quitarle el traje de baño y Jack comenzó a sangrar y llorar sin parar. 

“Dejó ir el grito más aterrador que jamás escuché, es un sonido que ninguna madre debería oír nunca”, dijo Laura Collins (la madre) en una entrevista.

Al principio no sabía qué era lo que estaba tan mal, pero luego se percató de que el traje de baño estaba lastimando el pene del pequeño. Laura intentó quitarle los shorts pero la situación era muy delicada. Terminaron en el hospital, donde los doctores retiraron de manera adecuada la malla que estaba lastimando al pequeño.

Al retirar el traje, era claro lo que había pasado: El pene de Jack había entrado a través de la malla interior del traje y, con el movimiento, se había enredado de una manera increíblemente dolorosa. 

Aunque parece una situación poco probable, los médicos le dijeron a la madre de Jack que apenas un par de semanas antes otro pequeño había llegado al hospital en una situación similar, por lo que ella decidió compartir la historia y así advertir a otros padres sobre este riesgo.

La compañía que fabrica estos trajes incluso ofreció una disculpa: “Mientras conducimos una investigación con la manufacturera, nos gustaría asegurar a nuestros consumidores que nuestros shorts de baño cumplen con los estándares requeridos por la industria para el interior de malla”.

Se recomienda a los padres que remuevan la malla interior de este tipo de prendas (la mayoría de los trajes de baño tienen este interior de malla tipo mesh) para prevenir situaciones como la que el pequeño Jack pasó.

Facebook

Afortunadamente, Jack recibió la ayuda necesaria y se encuentra ahora en perfecto estado de salud, ¡pero qué susto! Es un pequeño detalle muy delicado que puede convertir un día de vacaciones perfecto en una pesadilla.

Comparte esta información con tus amigos, la prevención nunca sobra y menos cuando se trata de la vida de nuestros niños.

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!