Humilde mecánico da un vuelco a su vida y se gradúa de médico a los 47 años

De niños soñamos con ser doctores, astronautas, cocineros y a veces esos sueños se disipan cuando vamos creciendo, nuestros intereses cambian o a veces las circunstancias nos conducen por otros caminos.

Recientemente Carl Allamby, de Cleveland Estados Unidos, ha probado que por más que caminemos otro sendero, siempre se puede volver sobre viejos sueños de la infancia.

De pequeño Carl soñaba con ser médico pero la vida lo llevó a convertirse en mecánico, Carl sabía muy bien hacer su trabajo y lo hacía con gusto. De hecho, se inscribió en clases de negocio para mejorar la economía de su taller; sin embargo, fue en estas clases en donde conoció al doctor Micah Watts.

Resulta que como parte de su preparación para estudiar negocios Carl debía ver otras materias, entre ellas una clase de Biología que impartía el doctor Watts. Tras conocer a Carl y descubrir en él su interés por la medicina, lo inspiró para que estudiara esta fascinante profesión.

 “Después de la primera hora de clase, pensé: Esto es lo que quiero hacer. Tengo que estudiar medicina”, dijo Carl, y desde ese momento se reencontró con su verdadera pasión.

Auto-mechanic changes gears at age 48

East Cleveland native Carl Allamby had childhood dreams of becoming a doctor. But growing up on welfare, he felt he had no choice but to set those aspirations aside, and learn to fix up automobiles instead of people. Decades later, this driven mechanic is changing gears. On the Road in Akron, Ohiohttps://cbsn.ws/2ZMgoI3

Publiée par On the Road with Steve Hartman sur Vendredi 9 août 2019

Carl sí obtuvo su título en negocios, y después de eso tomó cursos de ciencias básicas en Cuyahoga Community College para obtener un segundo título universitario por parte de la Universidad Estatal de Cleveland.

En el año 2015 el mecánico finalmente vendió su taller de reparación de automóviles, y se inscribió en la Northeast Ohio Medical University para convertirse en médico.

Carl es un ejemplo para todos nosotros

Ahora que es doctor se dedica a inspirar a otros a perseguir sus sueños tal y como él lo hizo. Sin embargo, ya está inspirando a las tres personas más importantes de su vida: su hijo Kyle es bombero y estudia para convertirse en paramédico, y Kaye su otra hija se convertirá pronto en enfermera, además su esposa es fisioterapeuta.

Una familia ejemplar, sin duda, y tratándose de una familia con inclinaciones hacia profesiones de asistencia médica juntos planean formar un negocio familiar.

“Mi hijo traerá al paciente, le salvaré la vida, mi esposa lo rehabilitará, y mi hija lo cuidará mientras está en el hospital. Y después recibirán un cambio de aceite gratis”, dijo el contento Carl.

En ocasiones Carl visita escuelas para hablar de su experiencia, insta a todos los niños a perseguir sus sueños, especialmente considerando que un porcentaje muy bajo de la comunidad afrodescendiente de Estados Unidos logra graduarse como médico.

Sin duda, encontrar tu lugar en el mundo y hacer lo que te gusta es la clave para la felicidad. Nunca dejemos de luchar por que realmente queremos, aún cuando la vida nos lleve por otros caminos.

Comparte con tus amigos y familiares, multipliquemos la dicha de ver a una persona alcanzar sus sueños.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!