Tras 73 años juntos entra a la habitación de su esposa en el hospital sin saber que lo grababan

No es fácil enfrentar la pérdida del ser que amamos y en el caso de este hombre después de tantas décadas a su lado  enfrenta a una prueba muy dura. Su nombre es Howard Solari y tiene 92 años, y su esposa Laura tiene 93 años y juntos tienen 73 años de matrimonio.

Ella estaba atravesando sus últimos días, en su lecho de muerte en el Hospital de Nueva Orleans ha perdido casi la totalidad de su visión y presenta varias afecciones graves que en su mayoría son propias de su edad, la acompañaban sus seres queridos, entre ellos su nieta Erin Solari y por supuesto su amado esposo.

despedida-esposos-

Howard también tiene dificultades, casi no puede caminar y tiene problemas auditivos crónicos pero nada fue impedimento para sorprender a su amada y consciente de que a lo mejor era la última vez que la vería la cantó aquella canción que entonaron juntos antes de que él partiera a Europa a luchar en la Segunda Guerra Mundial. Puedes leer la letra original y su traducción:

letra-cancion-traducida

Con la ayuda de un familiar dejó su silla por un momento para ponerse de pie cerca de su esposa y acariciarla mientras le cantaba. Su nieta enseguida se preparó para grabar la emotiva escena cuando comenzó a cantar «You’ll never know» de Rosemary Clooney.

despedida-esposos-cancion

Esta serenata, está inspirada en un poema y representó para ellos una pieza muy valiosa durante su relación. No podía dejar de cantársela por última vez. Erin decidió compartir el video en su perfil de Facebook y solo bastaron pocas horas para que millones de personas lo vieran y terminaran muy conmovidas con su gesto.

Es un momento grandioso, me llegó al fondo del alma. Qué manera de amarse hasta el final, de cumplir el juramento que hicieron al casarse de acompañarse incluso en la enfermedad y hasta que la muerte los separe.

Son un ejemplo para todas las parejas y Howard, en medio del dolor tendrá fortaleza a través de los buenos recuerdos y de la gratitud de su esposa por tanto amor que desde el cielo le seguirá regalando.

A pesar del dolor por la situación de su esposa, él demostró que el amor siempre prevalece ante cualquier adversidad, y sobre todo, que está dispuesto a asumir el compromiso de quererla hasta la eternidad.

El amor verdadero sí existe, y va más allá de la vida. Hay personas que están destinadas a permanecer juntas por siempre. Comparte estas escenas que han tocado el corazón de miles de personas.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!