Ve a un hombre junto a un cochecito de bebé vacío, se acerca y no puede dejar de fotografiarlo

Ver un cochecito de bebé vacío junto a un hombre en un parque es algo que sin duda no sucede todos los días.

Se nos pueden pasar por la cabeza muchas cosas, y es lo que le pasó a Doug Delony, un periodista del medio estadounidense KHOU, cuando mientras trotaba se encontró con una escena que lo descolocó.

Lo primero que piensas es que seguramente se trata de un padre orgulloso sacando a pasear a su bebé, y aunque no es tan habitual podría ocurrir.

El hombre en cuestión, de nombre Troy Mayo, originario de Houston, Texas, no sabía que Doug lo miraba; y el periodista no pudo dejar de fotografiarlo.

El hombre se agachó y en lugar de sacar un bebé, no había nada más y nada menos que un perro anciano.

La adorable escena tuvo lugar en el parque “Discovery Green”, de Houston.

Doug se quedó totalmente intrigado con lo que veía, así que decidió averiguar un poco más. Cuando supo lo que ocurría, acudió a su redes sociales para relatar la historia y al cabo de 2 años de los sucedido, la imagen ha corrido como la pólvora llegando a compartirse más de 1 millón de veces.

“Muchas tardes suelo correr por el parque Discovery Green, y la mayoría de los días suelo ver a este hombre con un cochecito de bebé, pero sin ningún bebé dentro. Él suele traer consigo a este precioso perro discapacitado al parque. El hombre coloca al perro en la hierba para que disfrute de los olores y el ruido. Aquí le da agua con una taza que trae consigo. Un maravilloso perro y un extraordinario hombre. Dios lo bendiga”, escribió Doug en su publicación de Facebook.

El perro anciano de raza Sheltie, se llama Max Mayo, así con nombre y apellido, porque es el consentido de Troy y su esposa Edie Reynolds Mayo.

A sus 16 años, padece de una artritis crónica, que no le permite andar. Por lo que su impresionante dueño lo trae habitualmente al parque para que pueda tener la mejor calidad de vida posible.

Max es un miembro más de esta amorosa familia, que lo tiene desde que tenía semanas de nacido.

“Él es parte de nuestra familia. Nos ha enseñado muchas cosas de la vida que no voy a olvidar jamás. No le puedes dar la espalda a alguien sólo porque sea mayor o enfermo.  Si podemos hacer todo esto por él, ¿por qué no?”, cuentan sus padres humanos.

Las redes no han dejado de compartir esta ejemplar historia de amor y los comentarios no han tardado en llegar:

¡Cómo debería ser para cada dueño tratar a sus perros de esta manera! Parte de la familia, hasta su último aliento! Impresionante de ver y totalmente reconfortante!”, escribió un usuario.

“Esta historia me hizo llorar, hay santos viviendo entre nosotros”, dijo otra persona.

La historia de Max dio la vuelta al mundo, especialmente por el contundente mensaje que Troy y Edie se encargaron de difundir:

“Esto versa sobre el respeto y la dignidad y cómo no hay que rendirse jamás, no se trata sólo de tratarlo así a él, es lo que harías con cualquier persona… Lo que hacemos por él, es lo que haríamos por un niño, un anciano o un familiar enfermo”, dijeron en una entrevista.

Khou

“Un perro viejo, un cochecito, y tal vez algunas lecciones de humanidad”, escribieron junto al emocionante documental que se difundió en las redes sociales.

An old dog, a stroller, and maybe a few lessons in humanity. KHOU 11 News

Publiée par Kevin Reece, Senior Reporter, WFAA, Dallas sur Lundi 23 mai 2016

Dos años después informaron la triste noticia de que el anciano Max falleció a sus 18 años de edad. 

“Está ligado al cielo donde el dolor ya no puede tocarlo. Estoy agradecida de que no sufrió, sino que fue rodeado de amor de forma pacífica y natural. Mi corazón está roto. Max Mayo, embajador de los perros ancianos para siempre”, concluyó Edie.

Comparte esta emocionante testimonio que ha dado la mayor lección de humanidad con el mundo entero.

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!