Hijos de Shakira lloran devastados al tener que separarse de mamá, la más dura despedida

Los pequeños Milan y Sasha, de 9 y 7 años, han sido sin duda los más afectados en la separación de sus padres: Shakira y Gerard Piqué. Un devastador e irremediable final para los niños, que no ha sido más que la «crónica de una muerte anunciada», y que no deja de causar conmoción entre los seguidores de la expareja.

Los menores acaban de vivir días idílicos en Dubái junto a su madre, después de que la cantante colombiana se los llevara para las fiestas navideñas tratando de «buscar en el desierto la serenidad», en medio de tanto acoso mediático.

Pero, el pasado 30 de diciembre, cuando tuvieron que regresar a Barcelona para pasar Nochevieja con su padre, vivieron la más estremecedora despedida de mamá, que ha conmovido a muchos.

Sasha y Milan lloran desconsolados al ser «obligados» a separarse de Shakira y pasar Año Nuevo con Piqué

Shakira

Las periodistas Laura Fa y Lorena Vásquez, del podcast Mamarazzis, relataron que una fuente cercana a la expareja confirmó que los pequeños estuvieron presentes en una fiesta de fin de año junto a su padre y su familia paterna.

Mientras que el reportero Marc Leirado Millán logró captar el momento en que el exfutbolista de 35 años recogía a sus hijos de la mansión de Shakira, y fue entonces cuando el más pequeño, Sasha, lloró desconsolado en brazos de su madre.

A través de sus redes sociales, Leirado ofreció todos los detalles de los tensos momentos que se vivieron en la mansión de la barranquillera:

«Ocurrió algo que me llegó al alma. Todo el día esperando a que llegara Piqué a llevarse a los niños, ya que estos 10 días están con él. Shakira estuvo toda la tarde jugando con los pequeños en el jardín de casa a la espera de la llegada del exfutbolista».

El periodista dio fe de que al ver llegar a Gerard, presenció una de las despedidas más duras entre una madre y sus hijos. Al punto de que logró escuchar el llanto desgarrador de Sasha, y las dulces, serenas y reconfortantes palabras con que Shakira intentó consolar a su pequeño:

«Llegó el momento y escuché la dura despedida de Shakira y su hijo pequeño que lloraba y gritaba ‘¡Mami!’, mientras se dirigían al garaje para irse. Y Shakira, desde otro lado del jardín, gritaba ‘¡Tranquilo, nos vemos pronto!’», dijo Leirado.

También relató que los niños volvieron a ingresar a la mansión para quedarse unos últimos minutos más con su madre, hasta que 30 minutos después del incidente, se veía a Piqué arrancar el automóvil junto a sus dos hijos. Al mismo tiempo, hizo una importante aclaración para evitar cualquier mal entendido:

«Yo no digo que haya uno bueno y uno malo. Los dos lo dan todo por sus hijos. Solo cuento como anécdota el supuesto drama del pequeño», concluyó el periodista.

El hilo de Twitter de Marc Leirado Millán pronto se hizo viral con más de 100 mil reproducciones

Ha trascendido que, si bien el deseo de Shakira era que Piqué le devolviera a sus hijos antes de la festividad de Reyes Magos, pues el 5 de enero inician clases en Miami; eso no será así. El exfutbolista habría resuelto de todas maneras pasar con sus hijos en esa fiesta tan importante, y los niños volverán con su madre a partir del 8 de enero.

Los internautas no han parado de comentar el suceso. Muchos se mostraron tristes e indignados porque, tristemente, los pequeños se llevan la peor parte de un drama que debería resolverse entre adultos.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por shakira (@sakira.fan)

La gran mayoría cuestiona a Piqué, por presuntamente ser el primero en dar mal ejemplo a sus hijos. Muchos piensan que con el tiempo será difícil que el exfutbolista realmente cumpla con su función de padre visitándolos diez días al mes. Solo el tiempo lo dirá, y serán los niños, quienes con el paso de los años decidan en libertad, con quién prefieren pasar este tipo de fiestas.

Deseamos que por el bien de los niños, y con todo lo que les queda por delante, Shakira y Piqué aprendan a sobrellevar su separación con absoluta madurez, sin usar a los niños para hacer daño a su expareja.